Botella inaugura en Arganzuela un Centro de Día para personas con daño cerebral

"Un proyecto eficaz para dar una respuesta práctica y real a las necesidades de tantas personas afectadas por daño cerebral sobrevenido y a sus familias".

La alcaldesa, Ana Botella, ha resumido con estas palabras la importancia del Centro de Día "Carmen Rodríguez", que ha inaugurado en el distrito de Arganzuela, fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de Madrid y la Asociación Apanefa, y que supone un nuevo paso en "el compromiso permanente del Ayuntamiento contra la discriminación y por la inclusión".

Botella ha recordado que la inauguración de este Centro continúa los programas iniciados en su etapa como concejal de Empleo y Servicio al Ciudadano. Una labor que se materializa también en una comunicación permanente con los afectados por alguna discapacidad y con sus familias, a través del Consejo Municipal de la Discapacidad.

O con programas municipales como el de "Respiro Familiar", que vela por los cuidadores, esos "héroes anónimos", como los ha definido Ana Botella, "que merecen toda nuestra atención" y para los que el Ayuntamiento diseña actividades en el domicilio de apoyo por horas, u otras fuera de casa de tipo lúdico o con alojamiento especializado para fines de semana y estancias cortas.

El Centro inaugurado hoy permitirá desarrollar nuevas actividades para lograr objetivos más ambiciosos en la atención integral individual de los afectados por daño cerebral sobrevenido, desde los aspectos físicos, psíquicos, sociales, pedagógicos y laborales, para conseguir la inclusión de estas personas.

EL AYUNTAMIENTO CEDIÓ EL SUELO A APANEFA

El Ayuntamiento de Madrid cedió a la organización APANEFA, a través del programa Red de Suelo Solidario, una parcela de 1.619 metros cuadrados para construir este centro. "Un proyecto serio, la determinación firme y una colaboración sincera entre ambas partes nos han traído a esta realidad", añadió Ana Botella.

"Todos contamos y todos somos necesarios. Hoy, en estos momentos económicos difíciles, más que nunca. Este Centro es una expresión de la importancia de la colaboración de las administraciones con las entidades privadas. Y desde aquí quiero dar mi más firme apoyo a las asociaciones que trabajan por y para las personas con discapacidad y sus familias", agregó la alcaldesa.

Una cooperación "imprescindible", subrayó, para "un aprovechamiento eficaz de los recursos y una gestión eficiente de los mismos". Al que sumar la colaboración del tejido asociativo de Madrid, uno de los activos más importantes de los que dispone la Ciudad y de los que la asociación APENEFA, según hizo hincapié la Alcaldesa, es un ejemplo.

"Dicen ustedes desde APANEFA que una vida salvada merece ser vivida. Y yo añado que vivida en plenitud", dijo Ana Botella, que recordó el origen de esta asociación, fundada por Carmen Rodríguez, cuyo nombre se le ha dado al Centro. Una mujer que unió a otros familiares de afectados, pacientes del Hospital Ramón y Cajal, para buscar soluciones más allá de las que se ofrecían en esos momentos convencida de que era posible mejorar la calidad de vida de los afectados por daño cerebral sobrevenida.

"Un esfuerzo a lo largo de tantos años para conseguir la mejora de la atención a los enfermos, una mejor calidad de vida y unas mejores expectativas de inclusión social", afirmó Ana Botella, que volvió a citar el lema de APANEFA para añadir que "no puede haber lema más bello ni más emocionante. Es un reto. Es el desafío. Y el Ayuntamiento de Madrid, con este centro Carmen Rodríguez, da prueba suficiente de que sabrá estar a la altura".

32 PLAZAS FINANCIADAS POR LA ADMINISTRACIÓN AUTONÓMICA

El consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Jesús Fermosel, tambien presente en la inauguración, recordó que este Centro de Día dispondrá de 75 plazas para personas afectadas por daño cerebral, 32 de las cuales estarán financiadas por la Administración autonómica.

Fermosel felicitó a la Asociación de Daño Cerebral Sobrevenido (Apanefa) por el trabajo que realiza desde hace 19 años con ciudadanos con este tipo de discapacidad y a todas las instituciones que han participado en la construcción de este nuevo centro.

Fermosel destacó que "se trata de un centro especializado en una materia en la que la Comunidad de Madrid ha sido pionera, ya que fue la primera en ofrecer atención social específica a personas con daño cerebral sobrevenido y en la actualidad es una de las pocas que cuentan con este tipo de recurso social".

El Centro de Día 'Carmen Rodríguez' tiene 1.600 metros cuadrados, donde se ofrecerán diversos servicios de atención diurna especializada, programas y actividades de apoyo y soporte social, atención médica, fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia, psicología, trabajo social, animación sociocultural, programa de atención personalizada, orientación y apoyo a las familias.

"La Comunidad de Madrid cuenta con una Red de centros pioneros que son referentes en España, como los especializados en parálisis cerebral, lesión medular o esclerosis múltiple. También cuenta con residencias específicas para personas con discapacidad intelectual o cerca de un centenar de centros ocupacionales donde trabajamos para que adquieran la mayor autonomía posible e incluso habilidades para el empleo, sin olvidar los pisos tutelados y centros de día. La promoción de la autonomía en las personas con discapacidad es uno de los ejes de la política regional en servicios sociales", explicó Fermosel.