Botella estrena como vehículo oficial un coche español propulsado a gas

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha estrenado un nuevo vehículo oficial fabricado en España, propulsado a gas y menos costoso para las arcas municipales que el anterior.

Ana Botella ha llegado a su primer acto oficial de este martes, la firma de un convenio con el presidente de Repsol, Antonio Brufau, para promover el uso de vehículos propulsados con autogás, en un SEAT Altea XL que utiliza como combustible Gas Licuado de Petróleo (GLP).

Económicamente, el Ayuntamiento de Madrid ha conseguido reducir la cuota mensual de arrendamiento en un 13% (667,20 euros actuales frente a los 766,94 del Toyota Prius Plug-In, IVA incluido en ambos casos).

Igualmente, el combustible GLP supone un ahorro estimado de entre el 40% y el 50% respecto a la gasolina convencional.

AYUNTAMIENTO Y REPSOL REFUERZAN SU APUESTA POR EL SUDO DEL AUTOGÁS

La alcaldesa de Madrid y el presidente de Repsol, Antonio Brufau, han suscrito un convenio para impulsar, tanto en la flota municipal como entre los conductores particulares, el uso de vehículos que se mueven con Autogás, el combustible alternativo más utilizado del mundo.

El convenio firmado, con una vigencia de tres años, permite al Ayuntamiento de Madrid y a Repsol renovar sus acuerdos sobre Autogás y avanzar con nuevas actuaciones en la implantación de este combustible alternativo, tanto en las estaciones de servicio Repsol como en el parque de vehículos que lo utilizan. "

El Ayuntamiento de Madrid promoverá los vehículos con Autogás en sus flotas, así como en aquellas que son propiedad de las empresas concesionarias. Prueba de ese compromiso con la calidad del aire en Madrid, la Corporación acaba de incorporar 85 vehículos que usan este combustible.

Por su parte, Repsol se compromete a implantar suficientes puntos de suministro para el repostaje de Autogás en el término municipal de Madrid. La compañía energética prevé alcanzar las 70 estaciones de servicio que ofrecerán este combustible alternativo en la comunidad autónoma en 2015.

La extensión de la actual red de repostaje de combustibles alternativos es una de las medidas recogidas en el Plan de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid 2011-2015. "Una medida a la que se da puntual cumplimiento con las actuaciones recogidas en este nuevo convenio", subrayó la alcaldesa.