Botella dice que el Ayuntamiento está "en diálogo permanente con el taxi"

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha afirmado el Ayuntamiento está "en diálogo permanente con el taxi" aunque ha asegurado que no habrá modificaciones en el "concepto" de la tarifa fija o plana al aeropuerto, que critican las principales asociaciones del sector.

En rueda de prensa tras la reunión semanal de su Gobierno, la alcaldesa ha indicado que el concepto de esa tarifa, que una de las asociaciones rechaza de plano y la otra quiere negociar en su cuantía, no es objeto de discusión. "Estamos en diálogo permanente con el taxi, con las asociaciones de taxistas, también con las de consumidores, y veremos a ver si hay alguna modificación, pero no modificaremos el concepto de tarifa fija o plana", ha manifestado.

El Ayuntamiento de Madrid anunció el pasado lunes su intención de proponer a la comisión de precios de la Comunidad de Madrid que el viaje de taxi desde el aeropuerto tenga un coste mínimo de 20 euros y que el precio sea fijo, de 30 euros, en el caso de trayectos entre Barajas y cualquier punto de la zona centro de la ciudad situado dentro de la M-30, con independencia del punto de salida.

La Asociación Gremial de Auto-Taxi de Madrid ha calificado de "falta de respeto" e "irresponsabilidad" que el Ayuntamiento haya comunicado la propuesta de tarifas para 2014 cuando éstas estaban "en proceso de negociación" y ha indicado que no descarta movilizaciones en el sector, mientras la Federación Profesional exige retirar esa propuesta y mantener en todos los casos el pago de acuerdo a lo que marque el taxímetro.

TRES MIL DROGODEPENDIENTES RECIBIRÁN METADONA COMO FÁRMACO SUSTITUTIVO

El Ayuntamiento de Madrid destinará cerca de tres millones de euros durante el próximo año a la atención y tratamiento integral de personas con drogodependencia, que entre otras cosas incluye la dispensación de metadona a 3.000 drogodependientes como fármaco sustitutivo.

La Junta de Gobierno ha aprobado la partida presupuestaria para un paquete de medidas que van desde el suministro de metadona a consumidores de opiáceos como sustitutivo de sustancias más dañinas, al cuidado de drogodependientes sin hogar, ha informado la alcaldesa, Ana Botella, en rueda de prensa tras la Junta. Además, incluye el servicio de asesoramiento a jueces y detenidos, que el consistorio madrileño presta desde hace 20 años en los juzgados de la capital.

La alcaldesa ha afirmado que el Ayuntamiento de Madrid es pionero en la atención a las drogodependencias desde que en mayo de 1988 aprobó el Primer Plan Municipal sobre Drogas.

BOTELLA PROPONE UNA REFORMA DE LA LEY DE CAPITALIDAD PARA MANTENER ALGUNOS SERVICIOS

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha propuesto al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, una reforma de la Ley de Capitalidad para mantener en el ámbito de las competencias de la ciudad el Samur y los servicios sociales no afectados por la Ley de Dependencia.

"Queremos esas modificaciones de lo que la Ley (de Bases de Régimen Local) establece con carácter general y creemos que el instrumento es la Ley de Capitalidad, ha afirmado la alcaldesa en rueda de prensa tras la reunión semanal de su Gobierno.

Botella ha argumentado que "un servicio que funciona tan bien, tan valorado por los madrileños y que actúa en las calles de Madrid" como el Samur y la red primaria de servicios sociales del Ayuntamiento, "que tiene una gran experiencia, tiene cercanía al haber centros específicos en todos los distritos y personal con experiencia" deben seguir siendo de titularidad municipal.

A su juicio, "Madrid tienen unas características especiales porque es la capital de España y por eso existe una Ley de Capitalidad" y esa circunstancia debería ser tenida en cuenta por el Gobierno.

Ana Botella ha dicho estar de acuerdo en el "fondo" con la Ley de Bases de Régimen Local, en concreto en el concepto de "una administración, una competencia", pero al mismo tiempo ha defendido que Madrid, al igual que Barcelona, "tienen unas características especiales" a las que en su caso se suma la capitalidad.

También ha destacado que "sin duda" cree "en la solidaridad entre todas las administraciones" pero ha puntualizado que, "como alcaldesa de Madrid", tiene que ceñirse "a las necesidades de la ciudad de Madrid".

Otro argumento empleado hoy por la alcaldesa ha sido que los ayuntamientos, que representan un 4% del déficit nacional, han cumplido sus obligaciones y que el de Madrid, en concreto, ha pasado de déficit a superávit y de remanente de caja negativo a positivo.