Botella firma el primero de los convenios público-privados para regenerar Azca

El Ayuntamiento de Madrid ha suscrito con cinco empresas un convenio en el marco del cual serán invertidos 1,9 millones de euros en el inicio de la regeneración urbana del complejo de negocios y oficinas de Azca.

Este convenio, que incluye la rehabilitación de la plaza de Carlos Trias Bertrán, supone "el primero de varios acuerdos público-privados con los que será abordada la recuperación íntegra del corazón financiero de la capital", ha dicho la alcaldesa, Ana Botella, tras suscribir el acuerdo en la sede del Gobierno local.

Botella ha insistido en el modelo de colaboración entre el sector público y el privado para emprender el proyecto, pues "dada su complejidad, sólo es posible si participamos todos". "Las empresas grandes y medianas han entendido que se tata de un proyecto común que nos interesa a todos", ha dicho Botella, y ha insistido en que la recuperación de la zona de Azca es un "objetivo prioritario" del Ayuntamiento.

Según la alcaldesa, este es el primer convenio de varios que serán firmados para abordar las obras en los ocho ámbitos en los que ha sido dividida la zona y con los que será recuperada para que siga siendo "el corazón económico y financiero de la capital".

"Es una de las mayores iniciativas de colaboración público-privada acometidas hasta ahora en Madrid", ha destacado la alcaldesa. Las obras, que comenzarán en primavera, "suprimirán obstáculos y elementos físicos que crean recovecos, entorpecen la visión y pueden crear sensación de inseguridad".

Botella ha recordado que el Plan Director que recoge estas obras incluye la reciente declaración de Azca como Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) y la remodelación de aceras efectuado en los últimos meses en el Paseo de la Castellana, entre las calles de Raimundo Fernández Villaverde y la plaza de Lima.

El consejero delegado de Metrovacesa, Carlos García León, que habló en nombre de su empresa y de las demás implicadas en el proyecto, ha destacado la "necesidad" de la actuación urbanística "tras la degradación que ha sufrido el área financiera y de negocios más importante de Madrid, que no es la más deseable" para una zona que es además área comercial, de ocio y de viviendas.

Y, al igual que la alcaldesa, el empresario también ha destacado la colaboración público- privada como "herramienta decisiva" para una intervención que "mejorará la calidad del paisaje urbano empobrecido" de Azca.

El Ayuntamiento madrileño asumirá el 26% (496.650 euros) del presupuesto de las obras y el resto será aportado por las empresas Mapfre, El Corte Inglés, Metrovacesa, Astaez 2011 y Pontegadea, todas ellas asentadas en la plaza Trias Bertrán. En esta primera fase de la rehabilitación, el Ayuntamiento madrileño prevé realizar otras actuaciones de rehabilitación de infraestructuras y medidas de ahorro energético en el entorno.