Botella promete austeridad pero sin subir impuestos y manteniendo servicios

Botella promete austeridad pero sin subir impuestos y manteniendo servicios

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha comprometido hoy a asumir la austeridad como principio irrenunciable en su gestión y a reducir el peso de la administración pero sin subir los impuestos y manteniendo los servicios "en lo posible", y ha anunciado que la próxima semana se reunirá con los sindicatos. Botella ha comparecido ante los medios tras la primera Junta de Gobierno que ha celebrado con su equipo, que ha tenido lugar minutos después de que presentase públicamente a los siete delegados de área que la acompañarán durante esta legislatura.

Ha explicado que uno de los tres objetivos fundamentales de su equipo es mantener y mejorar "en lo posible" los servicios que se ofrecen a los ciudadanos, pero reduciendo el peso de las administraciones públicas, ya que según ha dicho "no solo hay que hacer más con menos, sino más con mucho menos". Los otros dos objetivos son "asumir la austeridad como principio irrenunciable", ajustando el control del gasto y eliminando duplicidades con otras administraciones, y tratar de contribuir a que vuelva a crearse empleo en España.

La nueva alcaldesa ha precisado que la Junta de Gobierno presentará un nuevo plan de ajuste, que se suma al plan económico y financiero aprobado recientemente, y que según ha destacado supone una continuidad con lo que ya se está haciendo. Al ser preguntada sobre si está previsto que se amorticen puestos de trabajo o se fusionen empresas, Botella ha dicho que en el plan económico y financiero ya está previsto que se amorticen las plazas que queden vacantes.

Ha anunciado que tiene previsto reunirse la próxima semana, en principio el lunes, con los sindicatos, ya que quiere "seguir en la línea de tener acuerdos permanentes con los agentes sociales". La concejal de Hacienda, Concepción Dancausa, ha explicado que en lo que se refiere a austeridad "el Ayuntamiento lleva tiempo haciendo los deberes, desde 2008", desde cuando se ha ido ajustando el presupuesto en todas las áreas, de forma que el presupuesto municipal para 2012 es un 21 por ciento menor que el de hace cuatro años. Ha asegurado que para el próximo año el Ayuntamiento no tiene previsto subir los impuestos, aunque ha matizado que habrá que analizar las medidas que tome el Gobierno central.

En cuanto a la relación entre el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid, la alcaldesa ha dicho que "las relaciones con Esperanza Aguirre van a ser sin duda buenísimas", como "llevan tiempo siéndolo", y ha asegurado que "la colaboración va a ser total".En este sentido ha incidido en que ambas instituciones gobiernan para el bienestar de los madrileños, como demuestra el hecho de que las cifras de desempleo sean más bajas en Madrid que en el resto de España y los madrileños tengan la mayor renta per cápita.

En cuanto a la integración del área de Seguridad en la de Medio Ambiente y Movilidad, Botella ha defendido que "tiene mucho sentido, porque el área de Medio Ambiente incluye Movilidad porque el tráfico es la principal causa de contaminación en la ciudad y los agentes de la movilidad son los principales instrumentos que tiene el Ayuntamiento para el control del tráfico".Ha añadido que la Policía Municipal es un elemento "fundamental" en el Consistorio y es muy querida por los madrileños "porque es una policía de proximidad", y "por eso la práctica totalidad de los servicios esenciales de la ciudad, unido a las ordenanzas que regulan esos servicios, están en medio ambiente".