El 112 y Bomberos atienden hasta mediodía 95 incidentes por viento en la Sierra

El servicio de Emergencias Madrid 112 ha realizado casi un centenar de intervenciones entre las 07:30 y las 13:00 horas de hoy, especialmente en pueblos del área de la Sierra, relacionadas en su mayoría con el viento y placas de hielo. Según un portavoz del 112, hasta las 12:00 horas permanecían cerrados los puertos madrileños de la Iruela, Morcuera y Navafría; abiertos con la necesidad del uso de cadenas los de Navacerrada y Cotos, y abiertos con alerta de mucha precaución los de Paradilla, Cruz Verde, Cardozo, La Puebla y Canencia.

El total de 164 expedientes registrados hasta las 13:00 horas, relacionados con el temporal, han originado 95 intervenciones de los Bomberos de la región, la mayor parte relacionadas con retirada de árboles de la vía pública, saneamiento de cornisas o problemas con toldos u otros objetos que pudiesen caer a la vías públicas. Algunas de estas intervenciones se han producido en localidades como Galapagar, Guadarrama, Navacerrada, Moralzarzal o El Escorial, ha dicho el portavoz de Emergencias 112.

Entre las actuaciones de hoy el servicio de Emergencias ha destacado que en Rascafría el Gobierno local avisó al 112 por placas de hielo en el municipio, por lo que han sido enviados tres equipos de Protección Ciudadana para quitarlas. También ha sido atendida la situación generada por la formación de "bastantes" placas de hielo en la carretera M-601, que sube a Navacerrada, a su paso por el embalse.

EL DERRIBO DE UN MURO EN COLMENAR

El viento ha derribado la valla de un campo de futbol en Colmenar Viejo a pesar de que había partes de hormigón. Además se ha llevado por delante además varias farolas de una zona muy transitada. Afortunadamente nadie pasaba por allí, y no hay heridos.

Un amasijo de hierros y carteles publicitarios por el suelo. Así ha quedado parte del muro y de la valla que rodea el campo de futbol Alberto Ruiz en Colmenar Viejo. Esta madrugada los fuertes vientos hicieron que literalmente se despegase del suelo llevándose por delante hasta dos farolas.

Todo apunta a que fue culpa del viento pero los técnicos siguen estudiando si además pudo haber algún otro problema. Por suerte en esos momentos no había ningún equipo entrenando en el campo. Ni ningún niño jugando en los al rededores, en los que normalmente

hay gente paseando o patinando.

Los técnicos del ayuntamiento de Colmenar Viejo ya están retirando los restos de carteles publicitarios que quedaron para evitar que vuelvan a salir volando