Bartolomé González dice que los municipios deben garantizar la prestación de servicios sociales

El presidente de la Federación Madrileña de Municipios (FMM), Bartolomé González, considera que, en tiempos de crisis, es momento de que "el municipio de carácter paternalista" devuelva parte de las funciones administrativas a la sociedad civil para garantizar la prestación de los servicios sociales.

El alcalde de Alcalá de Henares y presidente de la Federación Madrileña de Municipios (FMM), Bartolomé González, ha afirmado este jueves que "es imposible" que los ayuntamientos a día de hoy presten servicios impropios, debido a la caída de ingresos del sector de la construcción. González ha explicado, en su comparecencia en la segunda sesión de la comisión de duplicidades de la Asamblea de Madrid, que la situación de competencias impropias y de gestión de servicios impropios "era una de las grandes virtudes y potenciales" de las administraciones municipales, pero ha señalado que si antes se podían prestar estas competencias "con los ingresos renuentes fundamentalmente por la actividad urbanizadora y constructiva", "hoy en ningún caso puede atenderse" y "son fuertemente deficitarios".

El alcalde de Alcalá de Henares ha dicho que tras la bajada de ingresos de los consistorios, es momento de que la sociedad civil colabore en la prestación de servicios a los ciudadanos desde diversas entidades, como sindicatos, fundaciones, asociaciones, empresas e incluso confesiones religiosas. En este sentido, ha considerado que no debería ser un problema que un club de fútbol prestase algunos servicios deportivos, o que la Cámara de Comercio ofreciese formación para el empleo. "Lo que pasa es que a los alcaldes nos gusta tener poder, pero hay que empezar a cortar esos hilos de la marioneta y que mantengamos el modelo entre todos", ha apuntado.

González ha insistido en que si bien el fuerte crecimiento económico hizo que durante años los ayuntamientos presentaran como una "virtud" la asunción de competencias impropias para satisfacer a los ciudadanos, hoy ese modelo no se puede sostener por falta de financiación.

"Los ayuntamientos dentro del marco de la crisis general de las haciendas públicas tienen una crisis especial y singular, más acentuada debido a la conjunción de la crisis con una profundísima crisis del sector inmobiliario que ha supuesto una exponencial reducción de ingresos locales singulares vinculados al hecho urbanístico", ha señalado.

Según Bartolomé González, "se hace absolutamente indispensable una clara demarcación competencial", ha dicho, antes de abogar por la implantación del modelo de administración única, de manera que cada materia la aborde una sola institución, fomentando el ahorro y la eficiencia y evitando confusiones al ciudadano.

El alcalde, que ha estado de acuerdo en realizar un catálogo de competencias, ha considerado "absolutamente indispensable un necesario redimensionamiento del sector público en general bajo el prisma de la eficiencia en el gasto".

González, que ha apostado por ir hacia la implantación de la "administración única", ha abogado por la participación de la sociedad civil y ha abogado por acabar con el carácter "paternalista" de los municipios. "Es el momento de devolver parte de las funciones administrativas a la sociedad civil", ha destacado.

"Deben suprimirse servicios duplicados", ha defendido González, que ha apostado por "racionalizar las estructuras administrativas" y la cooperación y lealtad entre instituciones, al tiempo que ha abogado por implementar "económicas de escala".

Bartolomé González ha sido el segundo compareciente en intervenir ante la comisión creada en la Asamblea para estudiar las duplicidades entre administraciones en la prestación de servicios, después de que el pasado martes inaugurarse las comparecencias el vicepresidente regional, Ignacio González.

LA POSICIÓN DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS DE LA ASAMBLEA

Íñigo Henríquez de Luna, portavoz del PP, ha coincidido con Bartolomé González en que si bien los ayuntamientos no han hecho nada "ilegal" asumiendo servicios impropios en épocas de bonanza, la "laxa" legislación ha llevado a una situación que no se puede mantener. El portavoz del PP ha lamentado que la oposición crea que la comisión sólo busca justificar el recorte de los servicios públicos por parte del Gobierno regional, y ha pedido que hagan aportaciones a este grupo de trabajo en vez de "pretender lavar su conciencia por las deudas que han dejado en algunos de sus ayuntamientos".

Jesús Dionisio, en nombre del PSOE, ha admitido que su grupo comparte el diagnóstico de los problemas con González, pero no las soluciones. "Hay dos modelos distintos: el que defiende el PP, que dice que España y la Comunidad sólo deben tener el estado de bienestar que se pueden permitir, y el que defendemos nosotros, que dice que debemos tener el estado de bienestar que merecen y necesitan los ciudadanos", ha detallado el diputado socialista.

Dionisio, en este sentido, ha pedido que en el centro del debate se sitúen de forma preferente las necesidades ciudadanas, "muchas veces vinculadas a los derechos fundamentales", y una vez que se fijen las prioridades, analizar qué administración está en mejor condición de prestar esos servicios y cómo encontrar la financiación para ello.

El diputado socialista se ha quejado de la "subordinación insoportable" a los que están sometidos los ayuntamientos respecto al Estado o las comunidades autónomas, que los tratan como si fueran "menores de edad", y ha exigido la financiación que los consistiros deben tener para garantizar los servicios.

La portavoz adjunta de IU, Eulalia Vaquero, ha subrayado que uno de los objetivos que debe tener esta comisión es garantizar que los servicios sociales queden completamente asegurados ya que "hoy peligran por las decisiones políticas de los gobiernos de los que dependen".

Pero sobre todo, Vaquero ha hecho hincapié en las declaraciones que hizo el martes en esta comisión Ignacio González, en las que aseguraba que a veces los Ayuntamientos hacen "concesiones" a los ciudadanos en sus exigencias y asumen responsabilidades que no les corresponden "buscando en ocasiones la rentabilidad política a corto plazo", lo que contribuye a hacer deficitarios estos servicios. "¿Hace usted eso?", ha preguntado la portavoz de IU al alcalde de Alcalá de Henares, antes de insistir en que si se pretende que la comisión sirva "para algo más que para la privatización de algunos servicios o la desaparición de otros", hay que extender el debate a otra cuestiones, como la financiación local, puesto que la asunción de gastos impropios "está asfixiando" a los consistorios.

Ramón Marcos, portavoz adjunto de UPyD, ha vuelvo a defender una reestructuración del ámbito municipal, aglutinando la administración de aquellos pueblos más pequeños para ganar en eficacia y ahorro, y ha exigido que sea incompatible que un alcalde pueda ser también diputado regional o nacional.