Balance San Isidro: Un millón y medio de personas y 250 asistencias sanitarias

Los festejos de San Isidro, celebrados entre el 11 y el 15 de mayo en la capital, han contado con la asistencia de un millón y medio de personas, 15% más que el año anterior, y con 250 asistencias sanitarias y tres intervenciones policiales con detención.

El balance de las intervenciones y los dispositivos totales desplegados durante las fiestas ha sido presentado hoy por el delegado del área de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, junto al responsable de la Coordinación del Dispositivo de Seguridad en la Pradera, Gregorio Capa.

El dispositivo llevado a cabo por la Unidad de Carabanchel ha consistido en un doble operativo: por un lado un "cinturón para ordenar y regular el tráfico en el exterior del recinto ferial" y, por otro lado, un dispositivo con agentes uniformados para "ofrecer una seguridad real y una sensación de seguridad percibida por los asistentes", ha explicado Capa.

Junto a los agentes uniformados, se desplegaron otros de paisano para "vigilar las zonas potencialmente más conflictivas e inspeccionar los locales cercanos con el objetivo de impedir la venta de alcohol a menores y fuera del horario estipulado", ha añadido Capa, junto al jefe del departamento de Operaciones de SAMUR Protección Civil, Arturo de Blas.

SEIS DETENIDOS POR ROBO CON VIOLENCIA Y UNO POR PRESUNTA AGRESIÓN POR VIOLENCIA DE GÉNERO

Gracias a la coordinación de todos los agentes de seguridad, ha asegurado que "los incidentes han sido mínimos" y solo hay que destacar dos intervenciones: la primera por robo con violencia que se saldó con seis detenidos, y una segunda que consistió en la identificación de una persona que portaba un arma de fuego.

Además de estas intervenciones, Capa ha querido destacar que los agentes han estado en permanente contactos con los trabajadores de los Puntos Morados, gracias a lo cual se detuvo rápidamente a un agresor por presunta violencia de género en la Pradera de San Isidro.

En lo que respecta al dispositivo y las intervenciones sanitarias, SAMUR atendió a un total de 250 personas durante los cinco días de festejos, de las cuales 24 fueron trasladadas al hospital y siete fueron catalogadas como "graves", ha contado Arturo de Blas.

Las dos intervenciones más destacadas fueron la de una persona herida por arma blanca y la de otra que se cayó desde varios metros de altura.

50 MENORES ATENDIDOS, MUCHOS DE ELLOS POR INTOXICACIÓN ETÍLICA

Del total de asistencias, 50 se practicaron a menores de edad, de los cuales "algunos tuvieron que ser atendidos por intoxicación etílica, pero no todos, hubo también caídas y diversas patologías leves", ha matizado de Blas.

Javier Barbero cree que, aunque "un solo caso de menores es preocupante", también ha querido resaltar lo "poco significativo" de la cifra en términos estadísticos y el hecho de que "ninguno de los 50 menores atendidos tuvieron que ser trasladados".

Los festejos de San Isidro 2018 han contado con un aumento generalizado de afluencia en todos los escenarios, siendo los más llamativos el incremento del 23% en el escenario de la Plaza Mayor, el del 15% en la Pradera y el aumento del 7% en la zona de Vistillas, según los datos recogidos por Madrid Destino.

Hay que destacar el "excelente trabajo que han hecho los servicios de Seguridad y de Emergencias del Ayuntamiento de Madrid", su actuación ha sido fundamental para "disfrutar con alegría y con seguridad las fiestas patronales", ha concluido Barbero.