El Ayuntamiento remodelará el viaducto de Bailén y otros 11 puentes

El Ayuntamiento de Madrid va a remodelar el viaducto de Bailén durante los próximos meses para dar una nueva configuración a esta calle y dotarla de aceras más amplias que mejoren los itinerarios peatonales, según ha informado el Consistorio en un comunicado.

En el viaducto de la calle de Segovia, los trabajos de acondicionamiento servirán, además, para dar una nueva configuración a la calle de Bailén al dotarla de aceras más amplias para mejorar los itinerarios peatonales.

De este modo, ha señalado el ayuntamiento, los carriles se reducirán a uno por sentido "de modo inexcusable por razones constructivas", por lo que la fluidez circulatoria se verá afectada. Esta remodelación de puentes y pasos inferiores tiene por objeto la conservación y el mantenimiento de sus elementos en condiciones adecuadas de seguridad y funcionalidad.

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) mantendrá el funcionamiento de las líneas de autobuses que transitan por las zonas de obras, y si fuera necesario el traslado de alguna parada se notificará a través de su página web.

Además, van a remodelar otros puentes y pasos inferiores como el puente de Eduardo Dato sobre el paseo de la Castellana; el puente de Joaquín Costa con Francisco Silvela, sobre López de Hoyos, la glorieta de López de Hoyos y Príncipe de Vergara; el puente de la calle Bailén con Ferraz, sobre plaza de España y cuesta de San Vicente, y el paso inferior de Joaquín Costa, bajo la plaza de la República Argentina.

Se suman a los anteriores el paso inferior de la avenida de la Aviación, bajo la A-5; el puente de Caramuel sobre Sepúlveda; el paso inferior de la avenida Méndez Alvaro, bajo FFCC; el puente de Pedro Bosch con Doctor Esquerdo, sobre la avenida Ciudad de Barcelona; el paso inferior de la avenida de los Poblados con la carretera de Carabanchel a Aravaca, bajo la A-5; el puente de la avenida de Daroca sobre la avenida Marqués de Corbera y el paso inferior de la calle San Manuel, bajo la A-5.

Algunos de los trabajos anteriores se realizarán en horario nocturno para disminuir los problemas de tráfico. Son obras que "no causan molestias de ruidos a los vecinos" y que, de hacerse de día, tendrían una repercusión muy negativa sobre la circulación rodada, según ha asegurado el Ayuntamiento.

En algunas de las obras no es posible su ejecución nocturna, o exigen ocupación durante las 24 horas del día, por lo que el Ayuntamiento recomienda el "uso del transporte público" y los itinerarios alternativos, ya que se van a producir retenciones.