El Ayuntamiento va a realizar 24 nuevos kilómetros de carril bus en la capital

El equipo de Gobierno de Manuela Carmena habilitará este año 24 nuevos kilómetros de carril bus para que los vehículos de la Empresa Municipal de Transporte (EMT) circulen de una forma más rápida y eficiente en Madrid, la ciudad española con peor ratio por habitante de carriles reservados al autobús. Con la extensión de la red de carriles bus anunciada hoy en rueda de prensa por los delegados de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) y de Medio Ambiente y Movilidad, José Manuel Calvo e Inés Sabanés, respectivamente, la capital contará al finalizar el año con 135 kilómetros de vías reservadas para los autobuses, los taxis y las motos.

"Es un paso más en nuestro objetivo de seguir mejorando la movilidad", ha explicado hoy en la rueda de prensa el delegado José Manuel Calvo, para quien esta actuación se enmarca en la transición de un modelo de movilidad basado en el vehículo privado a la apuesta municipal por fomentar los desplazamientos peatonales, en bicicleta y en transporte público.

Las actuaciones se llevarán a cabo en las calles Goya (2 km), Menéndez Pelayo (3,1 km), Doctor Esquerdo (4,5 km), calle Mateo Inurria (800 metros), Príncipe de Vergara (2,5 km), Avenida de San Luis (3,8 km), calle Valdetorres del Jarama (1,2 km), Avenida Capital de España (600 metros), Paseo Santa María de la Cabeza (400 metros), calle Serrano (300 metros), avenida Monforte de Lemos (1,4 km) y Castellana Norte (3 km).

Estas intervenciones, que comenzarán a realizarse este verano en el marco de la denominada "Operación Asfalto" con la que el Ayuntamiento de Madrid repara anualmente las calzadas de la ciudad, se suman a las ya iniciadas con la reforma de la calle de Atocha, el camino de Vinateros o la calle de Alcalá.

Para crear estos nuevos carriles bus, las calles afectadas perderán una o dos vías para la circulación del vehículo privado, en función de si la actuación se ejecuta solo en un sentido o en dos, aunque la delegada Inés Sabanés ha explicado que, según las experiencias previas, no tendrán afecciones en la ralentización del tráfico.

En la avenida de la Albufera ya se reservó uno de los carriles para el uso exclusivo de autobuses, taxis y motocicletas, lo que ha permitido según la delegada mejorar las frecuencias de paso de los vehículos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT). "La situación del tráfico en su entorno ha quedado más o menos en las mismas condiciones", ha comentado la delegada Inés Sabanés con respecto a ese cambio en la movilidad de Puente de Vallecas que se implantó en 2016.

Actualmente la capital cuenta con una ratio de 0,033 kilómetros de carril bus por habitante frente a los 0,100 de Barcelona y los 0,125 de Sevilla, según ha expuesto el delegado José Manuel Calvo, que ha indicado que en Madrid "hay que hacer una apuesta clara y contundente por la movilidad sostenible".

"Son datos absolutamente inaceptables y que hablan de que tenemos una red de carriles bus claramente mejorable", ha dicho el delegado. La puesta en marcha de estos carriles bus beneficiarán de forma directa a 50 líneas de la EMT (la cuarta parte de la red) y a unos 600.000 usuarios diarios que experimentarían un ahorro conjunto de 15.000 horas diarias en sus desplazamientos. Además, con el mismo número de vehículos el Ayuntamiento podrá mejorar su frecuencia de paso.

Con esta actuación, enmarcada en el Plan A de calidad del aire y cambio climático, el equipo de Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) trata de garantizar la protección de la salud frente a la contaminación.

Por el momento, según ha dicho en la rueda de prensa el gerente de la EMT, Álvaro Fernández de Heredia, el Ayuntamiento de Madrid no se plantea un cambio en el modelo de los carriles bus, por los que pueden circular además de los vehículos de la EMT los autobuses escolares así como los taxis y las motocicletas.