El Ayuntamiento instala el primero de los cuatro nidos de halcón peregrino previstos para la ciudad

fuenlabrada_suelta00_11
fuenlabrada_suelta00_11

El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha instalado el primero de los cuatro nidos de halcón peregrinos previstos para la ciudad, una medida que se enmarca dentro del Proyecto de Cuidado de la Biodiversidad con el que el municipio fue premiado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

El obsjetivo de este proyecto, según explica el Ayuntamiento en un comunicado, es favorecer la nidificación de esta especie en zona urbana, sensibilizar a la población y contribuir a la conservación de la biodiversidad.

La primera de las cajas nido se ha instalado en el barrio de Loranca y las tres restantes están previstas colocarlas en las calles Fuentevaqueros, Dolores Ibárruri y en el barrio de Lorea.

"Con este fin estamos en conversaciones con las comunidades de vecinos, que tienen que dar su autorización, para colocar las cajas nido correspondiente que van ancladas en la parte superior de los edificios y tienen unas dimensiones de 7 por 7 metros", detalla el concejal de Parques y Jardines y Gestión de Residuos, José Sánchez Luque.

Según ha señalado el edil, los nidos tienen que instalarse en las azoteas de edificios altos, y entre la colocación de una y otras debe existir una zona amplia, "debido a que son aves territoriales que tienen marcado su espacio".

El Ayuntamiento fuenlabreño explica que el papel de los halcones es fundamental para el equilibrio de los ecosistemas, además ejercen control biológico ya que su dieta está formada, sobre todo, por aves de tamaño medio que capturan al vuelo, como palomas, cotorras argentinas o tórtolas, que se consideran verdaderas plagas para las ciudades.