El Ayuntamiento inspeccionará 1.300 comercios durante las rebajas de verano

El Ayuntamiento inspeccionará 1.300 comercios durante las rebajas de verano

Treinta inspectores técnicos de Calidad y Consumo del Ayuntamiento de Madrid realizarán controles en 1.300 establecimientos comerciales de los 21 distritos de la capital que anuncien rebajas. Esta acción se enmarca en la campaña de inspección y control que ha presentado el delegado de Economía, Empleo y Participación Ciudadana, Miguel Ángel Villanueva, y que se prolongará hasta el 21 de septiembre, último día del periodo de rebajas de verano.

Los inspectores comprobarán, entre otros aspectos, que las fechas de las rebajas están expuestas en los establecimientos, que los artículos rebajados no están deteriorados y que cada uno de ellos muestra el precio inicial y el rebajado.

El Ayuntamiento de Madrid ha recordado a los consumidores que todos los establecimientos están obligados a tener y entregar las hojas de reclamaciones, a dar el justificante de compra y a admitir las tarjetas de crédito o débito como medio de pago salvo que se anuncie lo contrario.

En la campaña de verano de 2010, el Ayuntamiento inspeccionó 1.369 establecimientos y encontró irregularidades en el 22,6 por ciento de ellos.

Entre las infracciones detectadas destacaron que el 9,5 por ciento de los escaparates no exhibía el precio anterior y el rebajado de los productos, y el 7,5 por ciento no lo hacía correctamente en el interior del local.

Además, el 8,8 por ciento de los comerciantes no indicaba las fechas de las rebajas, y el 4,9 por ciento no diferenciaba correctamente los productos rebajados de los que no lo estaban.

Los inspectores también constataron que en el 4,3 por ciento de los comercios no se informaba de que había hojas de reclamaciones, y el 4,5 por ciento de ellos no disponían de ellas.

También el 4,3 por ciento de los establecimientos exhibía carteles que inducían a error al consumidor y el 4,2 no facilitaba correctamente el justificante de compra.

El Área de Economía recuerda a los consumidores que, ante cualquier duda o si consideran lesionados sus derechos, pueden acudir a las oficinas municipales de información al consumidor situadas en cada uno de los distritos y en Gran Vía 24, o llamar al teléfono 010.