El Ayuntamiento dice que "nada hay que ocultar" en la operación de Mercamadrid

Mercamadrid, pleno

El delegado madrileño de Hacienda, Juan Bravo, ha asegurado hoy que "nada hay que ocultar" en la operación de venta de la participación del Ayuntamiento en Mercamadrid, planteada "en clave estrictamente empresarial" para "solucionar parte de los problemas que ha causado el Gobierno a la ciudad".

En respuesta a una pregunta formulada en el Pleno del Ayuntamiento por el portavoz socialista, David Lucas -que quería que le contestase el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón-, el delegado de Hacienda ha acusado al PSOE de estar molesto porque el Gobierno municipal haya encontrado "la solución a esos problemas" y la forma de obtener fondos para pagar a sus proveedores, a los que se deben hasta 10 meses.

El portavoz socialista ha acusado al alcalde de sacar "un conejo de la chistera" y hacer un "cambalache presupuestario" para comprar con la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos la participación del 51% que tiene el Ayuntamiento en Mercamadrid.

Lucas ha opinado que esta operación "necesita algunas aclaraciones", entre ellas si es legal, si es solvente Madrid Espacios y Congresos, cosa que duda, y si el precio que se ha establecido -unos 190 millones de euros- es acorde con el valor real del 51% de las acciones de Mercamadrid que tiene el Ayuntamiento, que, según ha dicho, en 2009 tenía un valor patrimonial neto de 48 millones de euros.

Para aclarar esto ha solicitado formalmente en el Pleno un informe de la Intervención municipal sobre la valoración de ese 51%, además de un informe jurídico sobre la legalidad de la operación, y ha preguntado si lo que pretende el Gobierno de Ruiz-Gallardón es privatizar el 51% de Mercamadrid.

En su respuesta, Juan Bravo ha declarado que el Ayuntamiento tiene una falta de liquidez equivalente a la cifra de amortizaciones sin refinanciación en los ejercicios de 2009, 2010 y 2011, "que se solucionará tras la formalización de determinadas operaciones, algunas de las cuales ya han sido anunciadas, siempre que no sean obstaculizadas por el Estado".

El responsable de Hacienda del gabinete de Ruiz-Gallardón ha manifestado que "ha sido necesaria la mayor crisis económica de los últimos tiempos y un Gobierno de España incumplidor, no sólo de sus compromisos con todos los ayuntamientos de España sino también de la legalidad vigente y de la más básica lealtad institucional, para que este ayuntamiento dé muestras de algún signo de debilidad, que será breve en el tiempo por más que le moleste a algunos".

Además, ha preguntado al portavoz socialista por qué "le molesta tanto" que el Gobierno municipal encuentre "soluciones a los problemas que crea al Ayuntamiento de Madrid y al resto de los ayuntamientos de España el Gobierno de la Nación".

Bravo ha solicitado en su intervención su comparecencia en el próximo Pleno para informar de forma pormenorizada sobre la operación.

Por otra parte, como Lucas ha acusado a Ruiz-Gallardón de no dar la cara al no contestar en persona esta pregunta, en una actitud que ha calificado de "decepcionante e impresentable", Bravo le ha dicho: "el hecho de que hace cuatro años su partido no confiara en usted como candidato y que tampoco lo haya hecho ahora no es culpa del alcalde y por eso no entiendo por qué su pertinaz insistencia en que sea el alcalde el que conteste esta pregunta".