El Ayuntamiento no creará más planes de jurados vecinales como en Lavapiés

El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy no crear "ningún otro" Plan de Gobernanza Comunitaria de Seguridad y Convivencia similar al proyecto piloto que se planteó para el barrio de Lavapiés y que planteaba que los ciudadanos resolvieran conflictos vecinales junto a la Policía municipal. El pleno ha aprobado hoy, con el voto favorable del PP, PSOE, Ciudadanos y con el voto en contra de Ahora Madrid, no crear otro plan de seguridad como el planteado por el Gobierno municipal para el distrito de Embajadores.

El concejal del PP Íñigo Henríquez de Luna ha defendido la proposición planteada por su partido y ha rechazado un plan, propuesto por el Gobierno municipal (Ahora Madrid), y que, en su opinión, "con la excusa de la policía comunitaria" incluye figuras como los "jurados vecinales", círculos de custodia o gestores de barrio.

El concejal socialista Ramón Silva ha expresado su "rechazo" a un plan que "tiene su origen" en una proposición transaccional del PP y y el PSOE y que, en su opinión, "nada tiene que ver" con el Plan de Gobernanza que presenta el equipo de Gobierno.

La concejal de Ciudadanos Begoña Villacís ha afirmado que, según un organigrama incluido en el proyecto, los "jurados vecinales" están incluidos y los gestores de barrio se sitúan por encima de la policía municipal en el esquema.

Barbero ha insistido, como ya defendió en la comisión del área, que la información que publicó El País el pasado 5 de julio sobre el Plan de Gobernanza es "radicalmente falso" y el proyecto no incluye "jurados vecinales". El delegado ha vuelto a comentar que figuras como los "jurados vecinales" están incluidos en documentos de trabajo, no en el Plan de Gobernanza, al objeto de estudiar sistemas de seguridad que se desarrollan en otras ciudades. El delegado ha señalado que el proyecto piloto del Plan de Gobernanza Comunitaria de Seguridad y Convivencia, planteado para Lavapiés, será interrumpido, porque si desde el Gobierno no se ha articulado la iniciativa de "una manera adecuada", hay unas razones "democráticas" para "escuchar" y poder replantearla.

"Hacemos autocrítica. Es cierto que probablemente la relación entre la creada mesa de convivencia del barrio de Lavapiés, decidida por el Pleno de Distrito Centro, y el Plan de Gobernanza comunitaria no haya sido articulada de la manera adecuada, probablemente no lo hemos explicado y no lo hemos consensuado suficientemente bien", ha asegurado.

DOS SUPERMERCADOS MERCADONA EN SAN BLÁS Y BARRIO DE SALAMANCA

El Pleno municipal del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la construcción de dos supermercados Mercadona en los distritos de San Blás y Barrio de Salamanca. En el caso del ubicado en la calle Estocolmo, en San Blas, Ahora Madrid ha votado a favor mientras que el PSOE se ha mostrado en contra al indicar, por medio de la edil Mercedes González, que el centro comercial se iba a construir en una "calle perdida".

ORDENANZA DE TRANSPARENCIA

Por otro lado, Madrid ha aprobado este miércoles en el Pleno de Cibeles su primera ordenanza de Transparencia, la primera de España y además el primer texto normativo creado desde cero por Ahora Madrid en el gobierno, llamada a situar a la capital en la "vanguardia" de la transparencia, en palabras del delegado de Participación Ciudadana y Gobierno Abierto, Pablo Soto, un texto que incluye un registro obligatorio de lobbies y que pone coto a las 'puertas giratorias".

La ordenanza, con hasta ocho acuerdos transaccionales en el Pleno, ha salido adelante con el apoyo de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos y la abstención del PSOE. Las dudas sobre los lobbies han llegado al Pleno de la mano del concejal socialista Ramón Silva, que ha puesto en valor que sea "la primera ordenanza que regula los lobbies en el ámbito local" en un campo caracterizado por la limitación normativa, tanto en el ámbito estatal como autonómico.

El edil ha puesto el acento en la "falta de concreción de los lobbies en el ámbito jurídico" ya que no están claros "los límites” entre los grupos de interés y la actividad de entidades ciudadanas, plataformas o consultorías. "Eso es lo que más tiempo nos ha llevado y donde mantenemos las diferencias", ha explicado. En esta línea, la concejala popular Ana Román ha criticado que la ordenanza no detalla qué se entiende por lobby y ha puesto sobre la mesa que "podría vulnerar el mandato constitucional de los concejales".

Por contra, la edil de Ciudadanos Sofía Miranda ha opinado que la rendición de cuentas genera "cierta suspicacia en algunos partidos” para añadir, a renglón seguido, que el registro de lobbies es “fundamental para tener transparencia".

Pablo Soto ha contestado que el registro de lobbies no es algo que Ahora Madrid se haya sacado de la manga sino que es una realidad en el Parlamento Europeo, en la Comisión Europea o en Cataluña, además de ser considerado "un estándar internacional de transparencia que nadie discute".

El delegado ha puesto el acento tanto en el hecho de que Madrid será el primer Ayuntamiento con el primer registro a nivel local de España y en la necesidad de que sea obligatorio, algo que lo distancia del borrador en el que trabaja la Comunidad. "Un registro de lobbies voluntario se sabe que es inútil", ha aseverado. Está previsto que este registro se integre en los futuros a crear, como el de la Comunidad, para evitar que tenga que hacerse múltiples inscripciones. Además, el de la capital incluirá un sistema voluntario de avisos para que a los lobbies se les informe de temáticas concretas de su interés que estén pasando por el trámite de alegaciones.