El Ayuntamiento de Madrid aprueba el convenio para la construcción del carril Bus-VAO en la A-2

José Luis Martínez Almeida
En la imagen, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha autorizado este jueves el convenio para la construcción del carril Bus-VAO, en ambos sentidos, en la A-2 (autovía de Zaragoza). Se trata de un acuerdo con un presupuesto de 13 millones de euros que deberá ser aprobado por el Consorcio Regional de Transportes y los ministerios de Fomento e Interior.

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, anunció a principios de mes que llevaría al Consejo de Ministros el convenio para la implantación del carril Bus-VAO en la A-2. Por su parte, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha señalado en rueda de prensa posterior a la Junta que cada uno de los cuatro firmantes deberá abonar 3,25 millones de euros.

La obra se ejecutará en tres fases para causar las menores molestias, y se prevé que arranque a comienzos de 2020. El alcalde de Madrid también ha detallado que tendrá el carril tendrá 18 kilómetros y cuatro entradas, en Alcalá, Torrejón de Ardoz, San Fernando de Henares y Canillejas, llegando hasta Avenida de América.

“Se prevén doce meses de obras, con las medidas más adecuadas para evitar molestias, pero es una prioridad imprescindible para este equipo de Gobierno"

Este nuevo carril Bus-VAO funcionará en ambos sentidos de la A-2, incorporando el nuevo carril en el centro de la calzada. En ambos casos, la solución consiste en reservar para autobuses y vehículos de alta ocupación (dos o más ocupantes) el carril izquierdo de la calzada de la A-2, estableciendo en el caso del carril de entrada un número reducido de puntos de embarque.

La adaptación de los carriles izquierdos como Bus-VAO se realizará fundamentalmente sobre señalización horizontal y vertical; identificación del carril reservado mediante balizas luminosas entre el carril central y el izquierdo, sistemas inteligentes de transporte, cámaras y aforadores, entre otros elementos.

En el carril de entrada se proyectan los elementos e instalaciones para la implantación de esta mejora en la accesibilidad desde un primer embarque en el nudo con la M-300, kilómetro 23,5, hasta pasado el enlace de la A-2 con la M-30, kilómetro 4,2.

En el carril de salida, el primer embarque se situará en el kilómetro 6,1 hasta el kilómetro 14,9, permitiendo así el desembarque a la altura de la salida que enlaza con la A-2, con la M-115 y la M-45/M-50.

Fue a finales de 2017 cuando el Gobierno central, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital suscribieron el convenio marco para desarrollar en 2018 el Bus-VAO en la A-2, que supondrá un ahorro de 500.000 horas de viaje en transporte público y de 900 toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.