El Ayuntamiento pide un "comportamiento cívico" a los aficionados madridistas

El Ayuntamiento pide un "comportamiento cívico" a los aficionados madridistas

El Real Madrid celebrará con su afición el trigésimo segundo título de Liga este jueves, a partir de las 19 horas, en la tradicional fiesta en la Plaza de Cibeles, en la que Iker Casillas coronará a la Diosa por segunda vez en su carrera. El vicealcalde de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, ha hecho hoy un "llamamiento" al "comportamiento cívico de los seguidores madridistas" para que la celebración del título de Liga que tendrá lugar esta tarde en la plaza de Cibeles "sea una fiesta". Villanueva ha felicitado al Real Madrid por el triunfo en la Liga que ha calificado como "una muy buena noticia para los seguidores del Real Madrid y también para la ciudad de Madrid".

En rueda de prensa tras la reunión semanal del Gobierno municipal, el vicealcalde ha expresado el deseo del Ayuntamiento de que "todo transcurra en los parámetros de normalidad y comportamiento cívico que se espera de los ciudadanos madrileños".

350 POLICÍAS

Unos 350 policías, 20 de ellos montados a caballo, integran el dispositivo de seguridad diseñado por la Delegación del Gobierno en Madrid para que la celebración del título de Liga que tendrá lugar esta tarde en la plaza de Cibeles sea "deportiva" y no se convierta en un problema de orden público. Así lo ha dicho la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes. La delegada ha hecho un llamamiento al club y a los aficionados que tengan previsto celebrar en Cibeles la consecución del título de Liga que lo hagan "de manera comedida" pues es su deseo que la celebración sea "deportiva dentro de los límites que marca el sentido común", es decir carente de incidentes y alteraciones de orden público.

El vicealcalde ha informado que el coste de la instalación que esta mañana se está preparando en Cibeles, por ejemplo un camión escenario y un juego de luces, "lo asume el Real Madrid". El club merengue ha informado asimismo que "alrededor de la fuente de Cibeles se instalarán pantallas gigantes" con el objetivo de acercar la celebración a todos los aficionados que acudan a la emblemática plaza madrileña.

Pese a que el Real Madrid ya había avisado que los jugadores no acudirían si llegaba el triunfo en San Mamés, la afición blanca se congregó en Cibeles pasadas las 0.00 horas de este jueves. Alrededor de 6.000 aficionados festejaron el título en una plaza plagada de miembros de los cuerpos de seguridad del Estado.