El Ayuntamiento de Parla reparte 600.000 euros entre 60 empleados públicos

El Partido Popular en Parla ha denunciado ante los tribunales al alcalde socialista, José María Fraile. Han presentado ante el juez dos informes de la interventora municipal en los que se pone en duda la legalidad de un pago extraordinario a un pequeño grupo de trabajadores.

El Ayuntamiento gastó 600.000 euros en 60 empleados sólo en conceptos de atrasos. Un pequeño grupo de trabajores del ayuntamiento de Parla que en las nóminas de junio y julio recibieron una media de 10.000 euros además de su sueldo en concepto de atrasos.

Como adelantó hace varias semanas Telemadrid, así lo muestran los informes de la interventora del consistorio que pone en duda la legalidad del pago, entre otras cosas, porque, afirma, no conoce los criterios para elegir a los trabajadores que lo han recibido.

El PP de Parla ha presentado hoy una denuncia en los Juzgados de la ciudad por unas supuestas pagas ilegales que el Ayuntamiento de José María Fraile ha efectuado a algunos trabajadores municipales, desobedeciendo advertencias de la Delegación del Gobierno y la Fiscalía del Tribunal de Cuentas.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el candidato del PP parleño, Miguel Ángel López, que ha aseverado que, pese a informes en contra de la Delegación del Gobierno, la Fiscalía del Tribunal de Cuentas o la Interventora Municipal, el alcalde José María Fraile ha continuado realizando estos pagos.

López ha asegurado que la denuncia, por un posible delito de prevaricación y malversación de fondos, se refiere a una cantidad total de casi millón y medio de euros, dividido en dos puntos.

El primero, más de 800.000 euros incluidos en el convenio laboral vigente durante los cuatro últimos años (2008-2011) en el que el actual alcalde concedió a los funcionarios 85.000 euros al año para un fondo de absentismo laboral y 120.000 para gratificar las jubilaciones anticipadas.

Según documentos presentados por el PP de Parla, ambos acuerdos cuentan con la solicitud de la Delegación del Gobierno de que fueran anulados por considerarlos ilegales.

Los populares afirman que el Gobierno local anuló dichos acuerdos a principios de 2009, "pero sólo en apariencia, porque esos pagos se han seguido realizando, motivo por el que la Fiscalía del Tribunal de cuentas abrió diligencias en 2010 para investigar el asunto".

El otro punto irregular denunciado por el PP se refiere a "más de 600.000 euros que Fraile repartió durante el año pasado entre un grupo de 61 trabajadores municipales, con la excusa de pagar unos supuestos atrasos".

Los populares aportan dos informes de la Interventora Municipal, de junio y julio de 2010, en los que advierten de que esos pagos podrían ser ilegales, ya que no cuentan con partida presupuestaria, y en los que instan al Gobierno local a que devolviera las cantidades pagadas.

El candidato popular, Miguel Ángel López, ha explicado a este respecto que "no vamos a consentir que el alcalde se burle de todos los vecinos utilizando sus impuestos para gastarlos en pagas ilegales, no porque lo diga el PP, sino porque así lo han dicho la Delegación del Gobierno, que también es del PSOE, la Fiscalía del Tribunal de Cuentas y la propia Interventora Municipal".

Para concluir, López ha sentenciado que "la mejor prueba de que esos pagos son ilegales es que el propio alcalde y sus concejales del PSOE tuvieron que eliminarlos hace ya dos años, pero luego los han seguido pagando como si nada".

Desde el Ayuntamiento, el alcalde, José María Fraile, ha contestado que el convenio es correcto y ha acusado al PP de electoralismo, ya que ellos también aprobaron estos expedientes en septiembre de 2010.

"Hace poco, representantes del PP se reunieron con el comité de empresa y aseguraron que se cumpliría el convenio. Con lo que esta denuncia raya la estupidez. Es un convenio aprobado por todos los grupos de este Ayuntamiento. El PP hace juego sucio y pone en duda el papel de sindicatos y trabajadores municipales", ha indicado el alcalde.

Precisamente, el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) y candidato a la Presidencia regional, Tomás Gómez, ha asegurado este martes que todas las cuentas resultantes de su paso por el Ayuntamiento de Parla son "impecables" y que se siente "orgulloso de ellas".

Así ha respondido durante una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, al ser preguntado por la información publicada por La Razón en la que se apunta que Gómez autorizó una partida presupuestaria llamada 'Actuaciones de Protección y Promoción Social' por la que, desde 2006, se habrían gastado casi 900.000 euros en diversas prebendas a funcionarios municipales.

"Toda la gestión del Ayuntamiento de Parla es impecable, está perfectamente fiscalizada por todos los órganos públicos, desde el Tribunal de Cuentas a la Intervención municipal... y es impecable", ha afirmado el socialista.

Así, ha insistido en que "todos los procesos administrativos, todos los procesos de convenios colectivos... se ajustan perfectamente a derecho". "Que tengamos elecciones no significa que uno tenga que intentar desprestigiar algo que es impecable y de lo que me siento absolutamente orgulloso"", ha apostillado.

A renglón seguido, al ser preguntado directamente por si ha comprado votos con ese dinero, un ofendido Gómez ha replicado que "rotundamente no" y ha afirmado que eso es "una auténtica barbaridad".

"Y me parece un insulto y una falta de respeto absoluta. Me siento muy orgulloso de Parla y los parleños se sienten muy orgullosos de la ciudad y de su Gobierno, y así lo han refrendado dos veces", ha zanjado, recordando que en sus dos reelecciones como primer edil de la localidad obtuvo un 75 por ciento de los votos.