El Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio en quiebra

El Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio está en quiebra. Nóminas sin pagar y gastos corrientes que no se pueden cubrir. El Ayuntamiento ha heredado una deuda de 30 millones de euros del anterior gobierno municipal.

Los trabajadores no han cobrado la nómina de abril y en su plan de ajuste recortará la plantilla en un 28% durante los próximos diez años.

Se habla de unos 20 despidos de trabajadores municipales contratados en base a Convenios que no se han renovado, según confirma María del Valle Luna, alcaldesa de Moraleja de Enmedio. "Aquello que no es competencia nuestra tenedremos que reducirlo pero de una manera progresiva".

El anterior equipo de Gobierno no pago durante 9 años la Seguridad Social y se multiplicaron los enchufes ilegales a la electricidad en polideportivos y escuela. La compañía Iberdrola reclama el pago de 300.000 euros.

Ahora los recortes son la tónica y todos los gastos se miran con lupa. Pero no basta. Desde el Ayuntamiento reclaman la ayuda y la financiación desde el Gobierno Central y el Regional, para superar la situación.