El Ayuntamiento de Madrid retira la subvención a la escuela de tauromaquia

El Ayuntamiento de Madrid ha retirado la subvención de 61.200 euros que recibía la escuela de tauromaquia Marcial Lalanda para cubrir la realización de clases, talleres y seguros tras estudiar "argumentos relativos a los derechos animales" y considerar el presupuesto de la escuela "desproporcionado".

La concejala de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, ha comunicado la retirada de la subvención a los representantes de la escuela de tauromaquia Marcial Lalanda en una reunión que se ha desarrollado en horas previas al encuentro que mantendrá esta tarde con organizaciones animalistas.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha explicado que respetará los compromisos adquiridos por el Ayuntamiento de Madrid hasta junio de 2016, así como el mantenimiento del espacio municipal de la Venta del Batán, donde la escuela venía desarrollando su actividad; y las partidas destinadas a obras de adecuación y mejora y al déficit de explotación.

Según el Ayuntamiento, el presupuesto de la escuela, que tiene una media de 38 alumnos, es "desproporcionado" en relación al que se destina a actividades culturales o deportivas "de mayor demanda". Además, el comunicado apunta que las clases y talleres que se imparten en ese centro "no son compatibles con la defensa de los derechos de los animales".

Según indicado el equipo de Gobierno, el pasado mes de febrero la Junta de Gobierno municipal -encabezada entonces por la alcaldesa Ana Botella (PP)- decidió mantener la actividad de la escuela bajo la dirección y gestión de la empresa pública Madrid Destino, por lo que el centro pasó a ser competencia municipal.

El Ayuntamiento expone que va a estudiar posibles los usos del espacio municipal y valorar una cesión total o parcial del mismo. Por último, recuerda que no tiene competencias en la gestión de la plaza de toros de Las Ventas y los eventos que allí se celebran, de los que es "responsable exclusiva" la Comunidad de Madrid.

CIFUENTES: LA COMUNIDAD ESTUDIARÁ LAS POSIBILIDADES PRESUPUESTARIAS PARA ASUMIR SU COSTE

La Comunidad de Madrid va a estudiar las posibilidades presupuestarias para poder poner el dinero de la subvención que el Ayuntamiento de Madrid daba hasta ahora a la escuela de tauromaquia Marcial Lalanda y que ha decidido suprimir, según ha afirmado este miércoles la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

En declaraciones a los medios en la Real Casa de Correos, preguntada por la decisión del ejecutivo de Manuela Carmena de retirar los fondos a la escuela de tauromaquia Marcial Lalanda, Cifuentes ha indicado que la Comunidad "estudiará las posibilidades presupuestarias" por si pudiera asumir la parte de la subvención municipal, de manera que "la escuela no se pierda", ya que es "cuna de grandes figuras del toreo".

No obstante, ha precisado que aún no se ha tomado decisión alguna. Por su parte, el consejero de Presidencia y Justicia, Angel Garrido, ha afirmado que parece que "el Gobierno municipal no tiene la menor intención de apoyar algo" que para él es "de interés cultural y turístico para la Comunidad".

Ante esta situación, ha avanzado que el director gerente de Centro de Asuntos Taurinos se pondrán en contacto con los tres directores de la escuela para ver en qué situación quedan y después tomar la decisión que consideren más oportuna.

EL PP TEME QUE EL AYUNTAMIENTO PROHIBA LAS CORRIDAS

La portavoz de Cultura del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Isabel Rosell, advirtió de que el Gobierno municipal liderado por Manuela Carmena ha dado hoy "el primer paso" para prohibir las corridas de toros tras retirar la subvención a la Escuela de Tauromaquia, lo que para ella equivale a su "cierre".

Para Rosell, esta subvención de 61.200 euros era una partida económica que permitía la enseñanza a jóvenes deseosos de dedicarse al toreo, y "el Gobierno de Manuela Carmena ha vuelto a dar una muestra de su sectarismo al poner fin a más de treinta años de historia de la Escuela de Tauromaquia de Madrid creada en 1980 por el Ayuntamiento de Madrid en época del viejo profesor Enrique Tierno Galván".

En su opinión, el cierre de la Escuela Taurina supone además "un atentado a la cultura española y madrileña", ya que la tauromaquia fue declarada por la Comunidad de Madrid Bien de Interés Cultural cuando la presidía la actual portavoz municipal del PP, Esperanza Aguirre, y el propio Ayuntamiento la declaró Patrimonio Cultural e Inmaterial del pueblo de Madrid.

Rosell lamentó que el Gobierno municipal haya tomado la decisión sin consultar con los profesores y alumnos de la escuela, los aficionados a los toros y los ciudadanos en general, tras hacer bandera de la democracia ciudadana, "lo que demuestra que esta política de participación sólo es una fachada populista".

Por último, la concejala criticó que Carmena "se haya cargado de un plumazo" un recurso turístico y cultural de primer orden para la ciudad de Madrid, cuando el anterior gobierno municipal había puesto las bases "de un plan de dinamización turística en torno al mundo del toro con esta Escuela como eje".