El Ayuntamiento de Madrid reducirá el uso de coches oficiales tras la renuncia de UPyD

El Ayuntamiento de Madrid reducirá el uso de coches oficiales tras la renuncia de UPyD
Concesionario de coches |Telemadrid

El Ayuntamiento de Madrid reducirá el uso de coches oficiales y dará cabida a vehículos de incidencias, en lugar de asignar uno a cada uno de los 57 concejales con los que cuenta la Corporación. El Grupo Popular del Ayuntamiento madrileño, que encabeza el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, propondrá a los tres grupos de la oposición limitar los coches oficiales del Consistorio al alcalde y los cuatro portavoces, otro para cada área de gobierno (ahora una vicealcaldía y ocho áreas) y cada distrito (veintiuno) y vehículos de incidencias a disposición de los grupos municipales.

Esta es la oferta que hará el PP al PSOE, IU y UPyD el próximo viernes en la primera reunión del grupo de trabajo que los cuatro partidos acordaron crear ayer para abordar asuntos de organización y logísticos derivados de la entrada en el Ayuntamiento de una nueva formación, han indicado hoy fuentes municipales.

El anuncio del PP se produce después de que UPyD anunciase que sus cinco concejales piensan renunciar al coche oficial, como harán también los ocho diputados en la Asamblea regional madrileña de la formación que preside Rosa Díez.

UPyD considera que la decisión del PP de plantear una reducción del número de coches oficiales en el Ayuntamiento de Madrid constituye una primera "victoria" de su formación, conseguida incluso antes de que sus cinco concejales obtenidos en las municipales del pasado 22-M se sienten en el salón de plenos de la Casa de la Villa.

Si finalmente prospera la propuesta del PP, el número de coches oficiales del Ayuntamiento de Madrid se sabrá cuando Ruiz-Gallardón sea reelegido el 11 de junio gracias a la mayoría absoluta que obtuvo en las elecciones municipales del pasado 22 de mayo.

Entonces tendrá que indicar con cuántas áreas de gobierno va a contar y si mantiene los veintiún distritos actuales.

Fuentes del PP han dicho que la clave en el asunto de los coches oficiales es la seguridad, ya que su atribución a los 57 ediles fue establecida por el alcalde José María Álvarez del Manzano (1991-2003) cuando se decidió que todos ellos llevasen escolta ante las amenazas de ETA.

Así, en el momento en que se decida que ya no es necesario que todos los concejales madrileños lleven escolta será innecesario que tengan asignado cada uno de ellos un coche oficial, algo inusual en los ayuntamientos españoles.