El Ayuntamiento de Madrid recortará 3.317 puestos de trabajo más en 2011

Juan Bravo
Juan Bravo

El delegado de Hacienda, Juan Bravo, ha anunciado este viernes que el Ayuntamiento de Madrid recortará otros 3.317 puestos de trabajo más a lo largo de 2011: 322 con dotación presupuestaria y 2.995 sin dotación presupuestaria.

En declaraciones a la prensa, realizadas antes de la Comisión de Hacienda y Administración Pública, Bravo ha explicado que este recorte no afecta a los procesos de contratación en curso, como los 300 policías y los 450 bomberos en procesos de selección.

En 2011, el Ayuntamiento prevé reducir 1.473 millones de euros en gastos de personal, después de haber reducido ya 1.349 millones de euros en 2010 y de haber conseguido que en los 5 primeros meses de este año la ejecución del presupuesto haya sido ya del 3,6%, ha afirmado Juan Bravo. El delegado ha señalado que el recorte anunciado hoy se suma al ya presentado de 5,5 millones de euros correspondiente a la amortización de 62 empleos eventuales y 15 cargos directivos.

El recorte anunciado hoy afecta a "todo tipo de empleos", según Bravo, que citó "auxiliares, ingenieros, agentes de movilidad, administrativos y policías", entre otros. Sin embargo, las plazas correspondientes a funcionarios interinos se mantienen y no se suprimen en ningún caso, ha asegurado el delegado.

La anunciada amortización de los puestos de trabajo se produce como consecuencia de las jubilaciones, que no se cubren y que se producen a un ritmo de aproximadamente 60 cada 60 días, ha dicho Juan Bravo.

LOS GRUPOS, DE ACUERDO

Los grupos de oposición se han mostrado de acuerdo con los recortes, han apoyado la supresión de duplicidades y, concretamente Mariano Palacio de UPyD y Noelia Martínez del PSOE, han sostenido que la plantilla municipal continúa estando sobredimensionada.

Por su parte, Juan Bravo ha destacado que todos los grupos están de acuerdo en que "el camino emprendido es el adecuado", pero ha expresado su incomprensión hacia "la denostación y criminalización" del personal eventual por parte de estos. Según Bravo, el personal eventual "tiene una función complementaria del funcionario de carrera", pero a raíz de las intervenciones de algunos grupos de oposición "parece que el personal eventual y los cargos directivos se lo están llevando crudo y no dan palo al agua".

Bravo rompió una lanza por estos trabajadores, entre los que "hay personas que conozco y que trabajan como los demás o más que los demás y se ganan el sueldo"."Estamos de acuerdo en que tenemos que seguir trabajando en el correcto dimensionamiento de los puestos de trabajo, pero esto no significa que hayamos estado derrochando" hasta estos momentos, ha indicado Bravo, quien ha puesto como ejemplo la plantilla de los trabajadores de asuntos sociales, que ha aumentado notablemente desde hace ocho años.

Mariano Palacios, concejal de UPyD ha subrayado que, a su juicio, el personal municipal "ha estado sobredimensionado en los años anteriores", de lo cual es prueba, precisamente, la reducción llevada a cabo.

Para UPyD, "una reducción, siempre que no se vea perjudicado el servicio público, será bienvenida" y significa "un ejercicio de coherencia", aunque animó a Juan Bravo a que "no se le vaya la mano"."Este capítulo da juego para la reducción, pero hay muchos otros capítulos en los que se puede meter la tijera, como son la red de asesores, cargos directivos y subdirectivos se puede adelgazar", ha señalado.

Jorge García Castaño, de IU, ha considerado la política de recortes anunciada por el equipo de gobierno municipal "una victoria comunicativa", ya que se ha hablado "páginas y páginas" en los medios de una reducción de 9 millones de euros. Echó en falta el concejal de IU que no se hablara "del esfuerzo que han hecho y van a seguir haciendo los funcionarios del Ayuntamiento" y expresó el temor de que "la reducción acabará afectando a la efectividad de los servicios municipales".

A su vez, Noelia Martínez, del grupo socialista, ha afirmado que "no se pueden hacer parches en la situación actual de crisis", sino que "hay que hacer una gestión racional del personal en el Ayuntamiento", cuya base debe ser la "filosofía de gestionar mejor".Reconoció que los trabajadores del Ayuntamiento "están haciendo un esfuerzo" y pidió "una reestructuración real del Ayuntamiento" que suprima las "estructuras duplicadas" y la subcontratación de servicios que ya se prestaban.