El Ayuntamiento de Madrid presume de "sobresaliente" para la Teleasistencia

El Servicio de Teleasistencia del Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a obtener un "sobresaliente" en la estimación de sus usuarios.

Según ha informado el portavoz del Gobierno municipal, Enrique Núñez, en rueda de prensa tras la Junta de Gobierno, el estudio de satisfacción realizado por el Área de Familia y Servicios Sociales revela que un 97,4 % de los usuarios se siente "satisfecho o muy satisfecho" con este servicio municipal.

Además, la evaluación anual del Servicio de Teleasistencia Domiciliaria ha recogido un nivel de satisfacción de los usuarios de 9,7 puntos sobre 10, lo que le convierte, un año más, en el mejor valorado de todos los servicios para mayores.

El grado de satisfacción del que habla la encuesta hace referencia al porcentaje de personas que valora muy positivamente el servicio y que justifica su grado de recomendación: el 99,3 % lo recomendaría a otras personas en situación similar a la propia.

Las expectativas que tenían estas personas al solicitar el servicio se cubren en muy alto grado (95,3 %) y suponen una mejora en la calidad de vida (92 %).

El portavoz municipal también ha destacado otros datos, como que el 93,1 % cree que ofrece compañía, seguridad y tranquilidad tanto al usuario como a sus familiares o que un 92,4 % opina que el Servicio de Teleasistencia proporciona atención inmediata y adecuada ante situaciones de emergencia con personal especializado.

El 90,7 % de los encuestados lo considera un instrumento útil para prevenir situaciones de riesgo y el 85 % de los encuestados piensa que favorece el desarrollo de la autonomía personal.

Otros datos que el Ayuntamiento considera muy significativos son que el 94,7 % de los usuarios considera que el apoyo del Servicio de Teleasisencia Domiciliaria les ha permitido seguir viviendo en su domicilio en mejores condiciones y que casi el 70 % piensa que si no hubiera sido por este servicio hubieran tenido que abandonar su domicilio.

En cuanto a la valoración de los profesionales, respecto a trato y amabilidad, empatía, competencia técnica o capacidad de resolución de conflictos, son puntuados con un alto grado de satisfacción y cumplimiento por más del 95 % de los entrevistados.

También se advierte que el servicio se ha ido conociendo en mayor medida entre la población, lo que justifica que el 60 % de los encuestados manifiesten que fueron informados a través de familiares, amigos, vecinos u otros cuidadores, y también que los profesionales, tanto de servicios sociales como sanitarios, defiendan su utilidad.

El Servicio de Teleasistencia Domiciliaria tiene entre sus objetivos básicos proporcionar compañía, seguridad y tranquilidad al usuario y a sus familiares, ofreciendo una comunicación las 24 horas con el domicilio y atención telefónica inmediata en situaciones de emergencia con personal especializado.

En la actualidad, el Área de Familia y Servicios Sociales tiene 109.066 dispositivos de teleasistencia instalados en domicilios de los que se benefician 132.741 personas, lo que supone una cobertura del 21 %.

La cifra incluye 2.659 usuarios de menos de 65 años con alguna discapacidad.

Más de 90.000 usuarios superan los 80 años, por lo que el nivel de cobertura en ese sector de edad asciende al 44,5 %, es decir, casi la mitad de las personas mayores de 80 años en Madrid disponen del Servicio de Teleasistencia Domiciliaria.

EL DESPLOME DE LA CUBIERTA NO AFECTA A MADRID 2020

El portavoz del Gobierno municipal, Enrique Núñez, ha afirmado este jueves en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que el proyecto olímpico de Madrid 2020 "no se ve sobresaltado" por el desplome de la cubierta de Las Ventas.

Núñez ha recordado que el proyecto olímpico no contempla ese tipo de cubierta, levantada de manera temporal para dar servicio a determinados espectáculos. En consecuencia, la candidatura de M2020 "no se ve sobresaltado por lo ocurrido porque no es la cubierta que se instalará si somos elegidos", ha apuntado el portavoz.

Parte de la nueva cubierta se vino abajo en la madrugada de este lunes durante las pruebas de carga. El portavoz regional, Salvador Victoria, anunció que la voluntad del Gobierno autonómico pasa por paralizar el proyecto al menos "durante esta temporada". Victoria afirmó que las rachas de viento podrían haber influido en el desplome.