El Ayuntamiento de Madrid crea un nuevo modelo de multa, más visual y comprensible

Moelo antiguo y nuevo de notificación de multa
Moelo antiguo y nuevo de notificación de multa |Telemadrid

El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha un nuevo modelo de multa, más claro, comprensible, visual y "amable", que facilita que el infractor lo entienda y contribuye a mejorar la comunicación entre la ciudadanía y la administración. El objetivo, según ha explicado el concejal de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto, es informar a la ciudadanía de forma más sencilla, directa, transparente y comprensible, al presentar los datos de forma "más visual y clara".

Se trata del proyecto 'Comunicación Clara', cuyos primeros resultados ha presentado Soto, y que además del nuevo modelo de notificación de multas incluye también una guía práctica con claves, ejemplos y recomendaciones de comunicación para el personal municipal.

Pablo Soto ha explicado que el objetivo es mejorar la comunicación "no solo de documentos y notificaciones, sino también en el trato con los madrileños".

A este respecto, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha señalado que la gestión de multas es una las actividades del Ayuntamiento que más comunicaciones genera y, por ello, "la Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación debía jugar un papel importante en esta iniciativa". Sabanés ha subrayado que con "el nuevo modelo de multa se facilita la información a la ciudadanía sobre sus derechos y cómo ejercerlos".

"Comunicación Clara" es un proyecto realizado por la Subdirección General de Calidad y Evaluación, dependiente de la Dirección General de Transparencia y Atención a la Ciudadanía, en colaboración con Fundéu y Prodigioso Volcán.

El primer caso práctico para aplicar los principios de la comunicación clara ha sido la nueva notificación de multa de circulación, que depende del Área de Medio Ambiente y Movilidad. Estas notificaciones han mejorado en cuanto al lenguaje utilizado, que ahora es más ligero y comprensible, y en cuanto al diseño, que ha pasado a ser más visual, amable y facilita la lectura.Para ello, se han introducido algunos cambios, como una estructura clara, el uso de imágenes y listas, una redacción más cercana o la elección de una paleta de colores.

Como ejemplo, la información sobre el descuento del 50 % en la cuantía en el periodo voluntario de pago ha ganado protagonismo en el nuevo modelo al ser un recurso cada vez más usado, al que ya recurren más de la mitad de las personas que reciben una multa.

Está previsto que otras 30 notificaciones usadas en la gestión de infracciones de circulación se adapten progresivamente al modelo que se ha desarrollado en el primer caso práctico.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha publicado en la red municipal, tanto interna como en madrid.es, una guía práctica que facilita recursos para fomentar este tipo de comunicación basada en la sencillez.

El documento surge de un grupo de trabajo en el que se ha implicado personal de diferentes áreas del Ayuntamiento y de una encuesta interna para sondear la opinión sobre diversos aspectos del proyecto de 'Comunicación Clara'. La guía es una herramienta en la que los trabajadores municipales pueden consultar ejemplos y sugerencias de ortografía, gramática, vocabulario o lenguaje inclusivo y respetuoso.

El objetivo es introducir en el día a día el hábito de la comunicación clara, y para ello se están impartiendo talleres a través de la Escuela de Formación Municipal, y está previsto extender el proyecto a todo tipo de comunicaciones.

CARMENA PROPONDRÁ EL NOMBRAMIENTO DEL MAGISTRADO CARLOS GRANADOS COMO NUEVO DIRECTOR DE LA OFICINA ANTIFRAUDE

La Junta de Gobierno de Madrid ha elevado hoy para su debate en comisión y posteriormente en el pleno de enero la propuesta pactada con el PSOE para nombrar al magistrado Carlos Granados como director de la Oficina Antifraude de la capital, cuyas funciones están cautelarmente paralizadas por la Justicia. La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha expuesto en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno esta decisión que espera que sea apoyada también por el PP y Cs.

El reglamento de la nueva oficina recoge que el director pueda ser nombrado en segunda votación por 'mayoría absoluta' del Pleno, lo que implica que Ahora Madrid y el PSOE no necesitan el apoyo de los otros grupos para que el nombramiento salga adelante. "Esperamos que cuente con la aprobación de todos los grupos políticos", ha dicho no obstante Rita Maestre tras remarcar la "dilatada experiencia" del magistrado, que fue fundador de la asociación judicial Francisco de Vitoria y presidente de la Junta Electoral en 2014.

Fue la portavoz del PSOE, Purificación Causapié, quien hizo público el acuerdo sobre este nombre durante un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó en diciembre del año pasado la creación de la oficina antifraude municipal con los votos a favor de PSOE y Ahora Madrid y la oposición de PP y Ciudadanos (C's), que denunciaron que su director sería un nombramiento político y consideraron que iba a perseguir y vulnerar la intimidad de los empleados públicos.

La creación de este organismo de lucha contra la corrupción en el ámbito municipal emana del pacto entre el PSOE y Ahora Madrid para la investidura de Manuela Carmena.

En noviembre se hizo público un auto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de julio que suspendía, tras un recurso de la Delegación del Gobierno, las principales funciones de la oficina antifraude del Ayuntamiento de Madrid, que no ha comenzado a funcionar pese a estar creada desde el pasado mes de diciembre.

En concreto, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid suspendió de forma cautelar la función de inspeccionar y comprobar "los posibles casos de uso o destino irregular de fondos públicos, las conductas contrarias a los principios de objetividad, integridad e independencia" y los "posibles casos de fraude o de aprovechamiento irregular derivado de actuaciones que afectan a la probidad administrativa, a la confianza pública y al buen funcionamiento del sector público", por considerar que son funciones de la Inspección General de Servicio.

El Ayuntamiento de la capital ya anunció que seguiría adelante con la puesta en marcha de su oficina antifraude respetando este auto.