El Ayuntamiento de Madrid llevará los parquímetros a los barrios periféricos

El Ayuntamiento de Madrid sigue ampliando las Áreas de Prioridad Residencial para 2017, las afectadas serán las calles de Chueca y Malasaña. Pero antes, el equipo de Carmena quiere extender los parquímetros, la zona se Estacionamiento Regulado, más allá de la M-30, a los barrios periféricos, zonas como Carabanchel.

Así, los parquimétros podrían regresar a Carabanchel, donde los vecinos consiguieron su retirada hace dos años. El Ayuntamiento estudia la medida que se aplicaría también a otros barrios de la zona exterior de la M-30; con fines, dicen, "mediambientales".

Los vecinos lo tienen claro no están dispuestos a pagar por aparcar. Desde el Consistorio se asegura que sólo habrá parquímetros donde sea necesario. La Comunidad, por su parte, señala: mejor que restringir... habilitar aparcamientos disuasorios.

Además, desde el área de medioambiente municipal se ha anunciado que se ampliarán las áreas de prioridad residencial de forma que en 2017 todo el distrito Centro esté restringido. Este año se ampliará la de Opera para que cubra los barrios de Sol y Palacio. Y el próximo año, se restringirá el tráfico también en los barrios de Malasaña y Chueca.