Madrid inicia una campaña contra los 'after hours' de Centro y Chamberí

La Policía cierra en Madrid dos 'after' por exceso de aforo y otras irregularidades
Operación de la Policía Municipal con el cierre en Madrid un aflter por exceso de aforo |Telemadrid

El Ayuntamiento de Madrid inicia una campaña contra los 'after hours' y sanciona con multas que llegan a alcanzar los 500.000 euros a cinco locales que se anunciaban como 'after', pero ejercían su actividad ilegalmente con licencia de bar. Todos estos locales estaban situados en los distritos de Chamberí y Centro.

El Consistorio ha iniciado procedimientos sancionadores contra estos locales, que acumulan reiterados incumplimientos de actividad ilegal comprobada, que van desde el mes hasta los 58 meses por los reiterados incumplimientos.

Nueva normativa

Las sanciones se llevan a cabo tras la entrada en vigor de la nueva normativa sobre Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas, Establecimientos, Locales e Instalaciones, por el que se establece la prohibición e funcionar con música antes de las diez de la mañana.

La nueva normativa establece que el incumplimiento de tal prohibición es constitutiva de infracción grave y resulta sancionable con multas de entre 4.501 a 60.000 euros y, alternativamente, con la clausura del local por un periodo de hasta 6 meses.

En aplicación de la nueva normativa y asumiendo las competencias de control del funcionamiento del horario de la música, la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental ha procedido a realizar la campaña con visitas de inspección realizando la descarga de los datos contenidos en los limitadores registradores de los equipos de sonido.

Con los datos extraídos del volcado de los registros, se ha obtenido prueba documental fehaciente del funcionamiento habitual de estas actividades fuera de los horarios autorizados, lo que ha permitido imputar la comisión de una infracción grave por cada fecha de incumplimiento registrado.

También se han considerado agravantes la negativa de quitar la música a petición de la Policía, la gravedad de las molestias causadas a los vecinos o la ubicación de estos locales en Zonas de Protección Acústica Especial (ZPAE