El Ayuntamiento de Madrid paraliza la construcción del Espacio Delicias

El Ayuntamiento de Madrid paraliza la construcción del Espacio Delicias

El Ayuntamiento de Madrid paraliza la construcción del Espacio Delicias, un centro de ocio con capacidad para 3000 personas situado en los terrenos de Adif, junto al Museo del Ferrocarril. Estaban trabajando sin licencia y cuenta con la oposición de varias asociaciones de vecinos y ecologistas al considerar que aumentaría los atascos, el ruido y la inseguridad en la zona.

El Ayuntamiento ha paralizado por falta de licencia las obras que empezaron en julio cuando Adif alquiló, estos terrenos a la empresa Gran Teatro Principe Pio para levantar Espacio Delicias con restauración y cuatro carpas para musica, espectáculos y teatro.

La promotora no cuenta todavía con licencia de instalación ni de actividad porque existen carencias tanto en la documentación como en los accesos y la afección a la movilidad de esta zona junto a la estación de Delicias.

Adif afirma que el alquiler es temporal y compatible con el acuerdo firmado con el ayuntamiento y el Instituto de Artes Escenicas y de la Música para destinar estos terrenos, de 18.000 metros cuadrados, a uso cultural y de dotaciones para el barrio.

El Consitorio subraya que exigirá todas las medidas para evitar su impacto ambiental y anuncia que en breve se reunirá con todas las partes para dotar a Arganzuela de dotaciones.

De momento, los promotores sólo ha acometido obras para allanar el terreno y no obtendrá licencia hasta que Medio Ambiente no dé el visto buenoUnos planes que rechazan varias asociaciones vecinales que el pasado martes denunciaron que la promotora está vendiendo incluso entradas de los espectáculos a pesar de no contar aún con permisos, y que habían solicitado su paralización.

"Llevamos años demandando el uso dotacional público de los terrenos de Adif en Delicias y ahora vemos con sorpresa cómo estos van a ser utilizados, al menos durante los próximos dos años, para actividades de ocio que, sin duda, provocarán grandes trastornos en la zona", señala la Fravm en un comunicado recogido por Efe.

Los vecinos denuncian que el distrito de la Arganzuela tiene una importante carencia de servicios básicos y apuntan que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOUM) vigente, de 1997, tiene reservados unos terrenos para la construcción de estas dotaciones, pero a día de hoy siguen siendo propiedad de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), que no termina de liberarlos para que se haga realidad el uso dotacional.

Según la federación de asociaciones de vecinos, "Adif los ha estado reteniendo (los terrenos) durante 30 años indebidamente, manteniéndolos primero en situación de abandono, en lugar de cederlos al ayuntamiento, y ahora cediéndolos en alquiler a las empresas Teatro Bankia Príncipe Pío y Letsgo".