El Ayuntamiento cancela el proyecto de la Ciudad de la Seguridad en la Casa de Campo

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias de Madrid, Javier Barbero, ha explicado este martes en la comisión del ramo que han decidido "paralizar" el proyecto de la Ciudad de la Seguridad porque son contrarios a montar "un medio Pentagonillo", un "minibunker" en plena Casa de Campo, un espacio histórico protegido y declarado de interés cultural desde 1931 y que debe enfocarse más a otros usos, como el cultural y el deportivo. "Me importa más la seguridad de la ciudad que la Ciudad de la Seguridad", ha defendido el delegado, que ha arremetido contra el proyecto del PP, definido como "megalómano, como los que ha padecido la ciudad en los último años". Se paraliza la Ciudad de la Seguridad porque "no tenía demasiado sentido" y porque no se corresponde con el modelo de policía que quieren para Madrid.

Barbero ha declarado que no trabaja "a golpe de megaproyecto, de una ciudad marca". "A la Casa de Campo le espera un futuro mejor", ha asegurado el concejal. Ha concretado que terminarán las obras iniciadas y que la unidad ya trasladada, la Dirección General de la Policía, se quedará en la Casa de Campo.

EL CISEM NO IRA A LA CASA DE CAMPO

Javier Barbero ha concretado que el Centro de Seguridad y Emergencias (CISEM) no se trasladará, por tanto, al edificio conocido como Teatro 8 o Teatrillo, espacio que el equipo de Ahora Madrid plantear repensarlo para darle un uso cultural. La partida de más de 3 millones para actualizar tecnológicamente el CISEM se mantendrá pero en sus actuales instalaciones. El dinero previsto para el traslado se devolverá para destinarlo a otros fines de ese bien de interés cultural.

Fue el equipo de trabajo conformado este verano el que determinó "la no viabilidad" del traslado al Teatrillo dado, entre otras cuestiones, que no se puede aumentar la edificabilidad de este edificio protegido. El concejal ha aprovechado la comisión para recordar que el anterior equipo de Gobierno, del PP, planteó la Ciudad de la Seguridad como consecuencia del plan de ajuste de 2012 del Ayuntamiento, por el que irían eliminando progresivamente los edificios alquilados. "Tampoco entiendo cómo se podía alquilar habiendo espacios municipales", ha lanzado.

A eso se sumó el plan de reestructuración del sector público, que llevó a que determinadas sociedades se disolvieran y sus activos, como edificios, pasarán al Ayuntamiento, como los de la Casa de Campo. "Pensaron, 'tengo unos recursos y por qué no usarlos para ubicar la dirección general de Policía o la coordinación de Emergencias'. *Y qué pasa con la Casa de Campo?", ha preguntado el edil.

El concejal socialista Ramón Silva ha expuesto en la comisión que su partido nunca estuvo a favor del traslado de las unidades policiales y de emergencia a la Casa de Campo, tanto por el coste de la rehabilitación de los edificios como por las consecuencias negativas que tendría para este pulmón verde de la ciudad, con los numerosos desplazamientos en coche de los funcionarios allí destinados, junto a la restricción a la circulación y al acceso a una zona importante para los madrileños.

EL AYUNTAMIENTO DICE QUE NO QUIERE "UNA POLICÍA NACIONAL DE SEGUNDO GRADO"

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias de Madrid ha afirmado en la comisión del ramo que no quieren una "policía nacional de segundo grado", al ser preguntado por el futuro de las Unidades Centrales de Seguridad (UCE), mientras que el director general de la Policía Municipal, Andrés Serrano, ha asegurado que "aumentará la policía del turismo" aunque haya desaparecido del organigrama la unidad específica, subsumida ahora en los distritos.

Barbero ha expuesto en la comisión que siempre ha habido un refuerzo de la seguridad hasta llegar a las UCE, la unidad de antidisturbios, definida así por algunos. El ha recordado la conocida como 'patrulla nocturna' o los 'kung fu', que "repartían estopa como no estaba escrito en los 70". "No tienen que hacer función de antidisturbios, que corresponde a las unidades integrales de protección (UIP) de la Policía Nacional. No nos toca paralizar desahucios, eso le tocará a otros cuerpos", ha argumentado el delegado, que ha defendido que los agentes municipales tienen que ejecer "funciones propias de las policías locales". Así, ha concretado que la mitad de las llamadas a la Policía Municipal son relativas a cuestiones de convivencia y el 36 por ciento se centran en la seguridad vial.

Las UCE, en definitiva, darán "apoyo a las unidades de distrito". El edil ha defendido que "siempre tiene que haber unidades concretas de apoyo especial a los distritos". "No cuestionamos la necesidad (de las UCE), sí sus funciones", ha expuesto. Será a finales de marzo cuando expliquen el Plan Director de la Policía Municipal y lo relativo a la segunda actividad, el acceso a unidades especiales o la reformulación de horas extras.

En cuanto al modelo de policía, Javier Barbero ha defendido que está correlacionado con el modelo de ciudad, "que no es el de grandes edificios, el de la la M-30 o la ciudad marca, que ha llevado al expolio de bienes y a los recortes para la mayoría". El de Ahora Madrid el modelo es el de la "ciudad de los cuidados porque cuidar es proteger y proteger es cuidar".

NO SOLO ES "IR A POR LOS MALOS"

"Es un modelo de seguridad que no contempla sólo la cuestión policial", ha apuntado, tras poner como ejemplo lo ocurrido esta mañana en El Gallinero, donde "hay que ir a por los delincuentes, faltaría más", pero asegurando que los niños del poblado pueden ir al colegio, cuando a primera hora los voluntarios no podían acceder al núcleo chabolista. "Hay que ir a por los malos pero compatibilizándolo con los derechos y libertades, también de los niños del Gallinero", ha remachado antes de ir en persona al poblado.

El nuevo modelo policial potenciará la formación policial para respetar la diversidad y presentará la policía como "proveedora de servicios, no como un Cuerpo que controla a los ciudadanos". "A los delincuentes hay que cogerlos pero en la Policía Municipal ese no puede ser el eje fundamental, es de la Policía Nacional o Guardia Civil.

Preguntado sobre el aumento de la venta ambulante en Centro, el delegado ha asegurado que los datos son los mismos que en los últimos meses. "Tenemos el mismo personal pero con una organización diferente", ha explicado el delegado. Y si hay que aumentar los efectivos, se aumentarán, según el director general de la Policía Municipal.

JEFE DE POLICIA MUNICIPAL

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid ha asegurado en la comisión del ramo que no pide "afinidad política" al nuevo inspector jefe de la Policía Municipal pero sí que "no esté en contradicción", que "no sea contrario" con el modo de trabajar en el área.

"No le pido que esté a favor de la ideología sino que no sea contrario. Es muy difícil trabajar con alguien contrario a los planteamientos de fondo. No pido afinidad política pero pido que no esté en clara contradicción porque no hay forma de trabajar", ha señalado apostillando que no se refiere al recientemente cesado Francisco Caletrio, inspector jefe hasta el pasado 10 de enero.

"NO PUEDES COBRAR POR LO QUE NO ESTAS HACIENDO"

A Caletrio le ha agradecido su "profesionalidad y servicio". Ha estado ocupando el cargo "hasta el máximo límite temporal" posible porque en breve tenía que empezar un curso de ascenso, "no compatible con el trabajo de inspector jefe". "No puedes cobrar un sueldo por lo que no estás haciendo", ha remachado.

El delegado ha recordado que no le cesaron cuando llegaron a la Alcaldía sino que esperaron a ver "cómo funcionan los profesionales". "Los nuevos modelos y enfoques también necesitan nuevas personas que desarrollen ese nuevo enfoque", ha defendido.

Barbero ha aseverado que han sido "respetuosos y prudentes" con Caletrio, quien pidió seguir en el cargo hasta pasada la campaña de Navidad, como se hizo. Su puesto lo ocupa temporalmente Teodoro Pérez, uno de los cinco subinspectores de carrera.

La concejal del área del PP Inmaculada Sanz ha opinado que todo eso son "excusas" y que la razón verdadera del cese de Caletrio es que "no es de Podemos, como sí lo es (el director general de la Policía) Andrés Serrano", de quien ha dicho que en los últimos meses lleva ejerciendo de facto como inspector jefe.

Sanz ha criticado el "radicalismo" de Ahora Madrid con su proyecto de "ingeniería policial" ya que Barbero quiere crear "una policía a su medida". Esto le ha llevado a vaticinar que el nuevo inspector jefe, que saldrá por concurso público, no vendrá del Cuerpo de la Policía de Madrid sino que tendrán "que buscar fuera".

Javier Barbero ha contestado a la edil que no sabe si Caletrio es de Podemos porque no le ha preguntado ni le interesa, como tampoco saber si es partidario de otras formaciones políticas. "No le pido que esté a favor de la ideología sino que no sea contrario", ha rematado.