El Ayuntamiento de Boadilla renueva el Servicio de Comidas a Domicilio para personas dependientes

logo_ayuntamiento_boadilla
logo_ayuntamiento_boadilla |archivo

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha aprobado en Junta de Gobierno la renovación del Servicio de Comidas a Domicilio para personas en situación de dependencia. Este servicio tiene como objetivo atender a aquellas personas que en situación de dificultad no pueden elaborar de manera autónoma su alimentación diaria y no cuenta además con el apoyo de una tercera persona que les facilite la misma.

Así, todos aquellos empadronados en Boadilla del Monte que se encuentren en situación de dependencia, podrán solicitar el servicio. Para ello deberán de mantener un encuentro previo con los trabajadores sociales del Centro de Servicios Sociales, que les informarán del servicio y de sus condiciones. En el encuentro se valorará la situación de dependencia, la situación socio-familiar y su situación económica. Si el solicitante obtiene una puntuación igual o superior a la mínima exigida, podrá solicitar este servicio, aportando la documentación complementaria requerida.

En la actualidad hay 10 personas usuarias de este servicio. Un 80% de ellos tienen una edad comprendida entre los 81 y 92 años, y el 20% restante entre 55 y 58 años. El 80% de los servicios se prestan a personas mayores, y el 20% a discapacitados a los que se les hace muy difícil la autonomia personal.

En el 70% de los casos las personas viven solas en sus domicilios, el otro 30% lo hace acompañadas por personas mayores o con un grado de discapacidad reconocido.

Para poder extender al máximo posible este servicio se ha establecido un copago en función de la renta del solicitante, de modo que todos los beneficiarios pagan entre un 10% y un 80% del coste del servicio, cubriendo el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid el resto del coste.

Esto está suponiendo en la actualidad que, del coste total, unos 18.000 euros anuales, el Ayuntamiento de Boadilla del Monte y la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, aportan unos 12.000 euros anuales, y los beneficiarios, mediante el copago en función de su nivel de renta, unos 6.000 euros.

La empresa que realice el servicio de reparto a domicilio, dispensará las comidas para todos los días dos veces por semana. Existirán distintos tipos de menús, en función de las necesidades nutricionales y de salud de los usuarios. Las raciones serán variadas y nutricionalmente equilibradas. Todos los menús son elaborados por un nutricionista titulado, no utilizándose ni conservantes ni aditivos químicos para la conservación de los alimentos. En caso de no tener el usuario microondas para calentar los alimentos se le proporcionará uno.