Aumentan las víctimas y denuncias de maltrato con respecto al confinamiento

El 016 es el teléfono anónimo de denuncia contra la violencia de género. No dudes en llamar si te sientes amenazada. Actúa.
El 016 es el teléfono anónimo de denuncia contra la violencia de género.

Las víctimas y denuncias por violencia de género han aumentado en el tercer trimestre de este año con respecto a los tres meses anteriores, aunque se sitúa ya en niveles similares al periodo previo al confinamiento en la región, según el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.

El Observatorio del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) asegura que el fin de las medidas de confinamiento han propiciado que los indicadores que miden la actividad de los órganos judiciales de la Comunidad de Madrid en la lucha contra la violencia de género vuelvan en el tercer trimestre de 2020 a niveles "muy próximos a los del mismo periodo del pasado año".

Así, según el informe trimestral del Observatorio, dado a conocer este lunes, en el tercer trimestre de 2020 el número de denuncias por violencia de género en la Comunidad de Madrid ascendió a 6.070, un 10,5 % menos que las registradas en el mismo periodo de 2019 en la región.

Del mismo modo, el número de mujeres víctimas fue de 5.936, un 5,7 % menos, mientras que las órdenes de protección solicitadas disminuyeron un 11,2 %, según ha trasladado el Observatorio en un comunicado.

Además, entre los meses de julio, agosto y septiembre de 2020, los juzgados de violencia sobre la mujer registraron un total de 6.070 denuncias, 709 menos que en el mismo periodo de 2019, lo que representa un descenso del 10,5 %.

El informe trimestral también recoge que las mujeres víctimas de la violencia machista en el tercer trimestre de 2020 en la región fueron 5.936, lo que supone un descenso interanual del 5,7 %, contabilizando 3.373 víctimas de nacionalidad española y 2.563 de nacionalidad extranjera.

En cuanto a ratio de víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, Madrid se sitúa muy cerca de la media, con un 16,8, cuando en todo España fue de 17,2, por debajo de comunicades autónomas como Baleares (28,4), Comunidad Valenciana (23,5), Canarias (22,9), Murcia (21,6) y Andalucía (20,1).

La tasa más baja fue la de Aragón (con 9,9 mujeres víctimas por cada 10.000 mujeres), seguida de Castilla y León (11,2), La Rioja (11,4), Extremadura (11,6), Galicia (12,6), País Vasco (12,8), Navarra (13), Asturias (14,4), Cataluña (14,5), Castilla-La Mancha (15,1) y Cantabria (15,4).