Aumenta el robo de catalizadores

Aumenta el robo de catalizadores en la región. Con tan sólo dos herramientas, se extrae la pieza con gran facilidad. Por eso se ha convertido en un objeto deseado por los ladrones. Forma parte del tubo de escape y su finalidad es conseguir que los gases sean menos contaminantes.

Es una pieza de gran valor y que se vende rápidamente en el mercado negro. Hasta Cien euros llegan a obtener los delincuentes por cada uno de ellos.

Solo por los dos gramos de platino que tiene cada catalizador se pueden obtener 70 euros, después de un proceso. Los ladrones seguramente ganan lo siguiente por cada pieza.

Los ladrones buscan las particulas que hay dentro. El platino, el paladio y el rodio que contienen los catalizadores los ponen en el punto de mira de delincuentes sobre todo de origen rumano y búlgaro.

El grupo I de la Policía Judicial de Usera hace unas semanas detuvieron a cuatro ciudadanos rumanos acusados de sustraer 49 catalizadores.

Solo por los dos gramos de platino que tiene cada catalizador se pueden obtener 70 euros, después de un proceso. Los ladrones seguramente ganan lo siguiente por cada pieza.

Las bandas las forman entre dos y cuatro personas, rumanos, búlgaros, españoles. Solo necesitan un gato manual, se meten debajo del coche y cortan con la tijera cortatubos.

Buscan sobre todo Citroen Picasso, Peugeot 406, Fiat Scudo y Ducato. Cogerles in fraganti es muy dificil y si el catalizador cuesta menos de 400 euros estamos ante una falta de hurto. Incluso aunque sea delito es casi imposible que entren en prisión.