Aumenta en número de robo de tabaco en gasolineras, estancos y bares

El robo de tabaco un negocio millonario. Hay bandas que han ganado hasta 200.000 euros al mes. En 23 golpes se han hecho con casi 2 millones de euros. El aumento del precio del tabaco hace que sea más fácil colocar las cajetillas en el mercado negro. Cada vez hay más robos de este tipo en estancos, bares o gasolineras. Revientan las máquinas o, incluso, se las llevan enteras.

Lo primero que hacen, con una maza, destrozar la puerta. Durante el día en los atracos a estaciones de servicio lo que buscan los delincuentes es el dinero, pero por la noche no lo hay, ya se lo ha llevado un furgón. En este caso lo que buscan es la máquina del tabaco, sacan el pico y empiezan a dar golpes. No es tarea sencilla, les lleva un tiempo.

Casi dos minutos, uno de los ladrones con el pico, el otro con una palanqueta, hasta que consiguen abrirla. En otras ocasiones cuando tienen más prisa, deciden llevarse la máquina entera. El tabaco