Aulas con refrigeración para evitar los golpes de calor

Aulas con refrigeración para evitar los golpes de calor

El fin del curso escolar suele coincidir con temperaturas sofocantes. La ley obliga a que no superen los 27 grados de máxima. En los colegios intentan rebajar esos límites de distintas formas y siempre a elección del centro. Los hay que ponen toldos.