La Asamblea aprueba el primer paso para tramitar la ley sobre la muerte digna

La Asamblea aprueba la regulación de los deberes escolares
El Pleno de la Asamblea de Madrid aprobó hoy una proposición no de ley de Ciudadanos, con el apoyo del PSOE y Podemos y la abstención del PP, en la que se insta al Gobierno regional a regular los deberes escolares. |Telemadrid

La Asamblea de Madrid ha dado el visto bueno por unanimidad a legislar sobre el derecho de las personas a tener una "muerte digna" y a recibir sedación paliativa en el final de sus vidas, si así lo desean las personas. Se trata de una Proposición de Ley presentada por el PSOE, que aboga por garantizar el derecho a una muerte digna regulando que las personas que se encuentren en el proceso final de su vida puedan rechazar intervenciones o tratamientos propuestos por profesionales sanitarios aunque ello conlleve "acortar su vida o ponerla en peligro inminente así como recibir "sedación paliativa" si lo desean.

La propuesta señala que los pacientes en situación terminal tendrán derecho a recibir sedación paliativa "aunque ello implique un acortamiento de la vida mediante la administración de fármacos en las dosis y combinaciones requeridas para reducir su conciencia".

Por su parte, los médicos tendrán que garantizar el derecho a la información del paciente y a que formule instrucciones previas que deben ser respetadas, a proponer intervención sanitaria a personas en fase terminal asegurándose que está clínicamente indicada así como la obligación de respetar los valores, creencias y preferencias de los mismos en la toma de decisiones.

UNA MANERA "DIGNA Y ETICA" DE AFRONTAR LA MUERTE

El portavoz socialista en materia sanitaria, José Manuel Freire, ha destacado que la norma habla de la "práctica médica al final de la vida" y ha dicho a las bancadas populares que existe "una manera digna humana y perfectamente ética de hacer las cosas".

Freire ha explicado que la ley tiene seis objetivos: explicitar, proteger y regular mejor el derecho de los pacientes a recibir una buena atención sanitaria en el proceso final de la vida; dar cobertura al rechazo de tratamientos inútiles y la limitación del esfuerzo terapeútico; facilitar que personas en situación terminal que lo deseen puedan entrar en la fase final de su vida sin sufrimiento; proteger y facilitar derecho de las personas a redactar su documento de voluntades previas; definir los servicios y garantías de las instituciones sanitarias a hacer realidad derechos y regular más explícitamente los deberes de los profesionales.

El parlamentario, que ha citado al doctor Luis Montes, ha destacado la "decidida voluntad de llevar a cumplimiento cada uno de los aspectos" de esta norma y ha remarcado novedades como la exigencia de elaboración de una memoria anual o que el Gobierno encargue un informe de cómo se muere en Madrid. Por último, ha pedido que esta norma se tramite de manera "abierta y participativa".

IMPORTANCIA DE LA ATENCION PRIMARIA

La parlamentaria de Podemos Carmen San José ha criticado la situación actual. A su juicio, a pesar de que hay leyes que lo contemplan en Madrid hay "escasez de testamentos vitales hechos". Además, ha considerado que "a pesar de no haber una ley de muerte digna, si desde los poderes públicos se hubiera querido promover otro tipo de cultura a cerca del final de la vida. se podría contar con mayor conocimiento por parte de la ciudadanía para "poder hacer testamentos vitales" y de que los profesionales den información al respecto.

La parlamentaria ha sostenido que "la ciudadanía reclama evitar el sufrimiento y el dolor en el final de la vida",y ha sostenido que no se trata de atender los reclamos de una minoría.

San José ha apuntado novedades de la norma, señalando que "regula perfectamente los deberes de los profesionales". A partir de ahora, "no habrá dudas de la obligación de informar a los pacientes", algo que, a su juicio, debería hacerse "con mayor antelación".

En el caso de la información sobre el final de la vida, en su opinión, tienen un "papel importante los centros de salud y sus profesionales", que son quienes "conocen mejor a sus pacientes y deben estar en primera línea promoviendo el testamento vital", que en su opinión, debería incluirse de manera automática en la historia clínica.

CIUDADANOS APUESTA POR UNA LEY NACIONAL

Desde Ciudadanos, su portavoz sanitario, Daniel Alvarez Cabo, ha defendido que se respeten las "preferencias, creencias, ideas y valores de las personas" en el final de sus vidas, de manera que "reciban los cuidados que precisen en el tránsito al final de la vida "con el menor sufrimiento posible, físico, psíquico y espiritual".

El parlamentario ha remarcado la "obligación de los poderes públicos de garantizar este derecho" por la dignidad humana. Por eso, ha defendido el respeto de los deseos de las personas plasmadas en documentos como el testamento vital y ha abogado por que el proceso final de la vida se dé con un "proceso de información".

El diputado naranja ha destacado el "derecho a la información" del paciente siguiendo un "modelo de relación deliberativa entre el profesional que acompaña al paciente dando información y solventando sus dudas antes de la fase terminal".

Alvarez Cabo también ha defendido el "derecho a recibir atención paliativa integral en calidad", algo que, "naturalmente, debe incluir la sedación".

Por último, ha defendido la conveniencia de que exista una norma estatal que regule los derechos y garantías d ellas personas al final de la vida para que esta atención sea igual en toda España. Sin embargo, mientras tanto, ha visto "muy pertinente" esta norma.

OPOSICION A UNA "EUTANASIA ENCUBIERTA"

Por último, el portavoz sanitario del PP Diego Sanjuanbenito, ha dicho que el de hoy es "un debate necesario", aunque no se llegue a un acuerdo porque todos creen "que es posible dignificar tratamiento al enfermo en lugar de su vida" y "jamás hay que dejar de acompañar y cuidar a un paciente".

"Hay que curar cuando es posible pero hay que cuidar siempre", ha indicado el parlamentario popular, que ha visto con buenos ojos que amplíen garantías ya presentes en la legislación actual. Pero ha dicho que no está exenta de aspectos que puedan ser matizadas y el PP tiene disposición a ser parte activa en el proceso.

El parlamentario, que ha pedido diálogo a los grupos a lo largo de la tramitación de la norma, ha avanzado que el PP dice y dirá sí a mejorar la atención a los enfermos en la fase final de su enfermedad y a sus familias, incluida y la fase de duelo; pero dirá no a "cualquier eutanasia encubierta" o "sedación final inadecuada".

"Estamos a favor del principio que plantea que tan aberrante es acortar intencionadamente vida como retrasar indebidamente la muerte o de la idea que distingue entre tratamientos desproporcionados y cuidados ordinarios", ha afirmado.

"Estamos dispuestos a hablar de todo lo que permita cubrir la distancia entre lo que nos hace mejores y lo que no lo hace a la hora de cuidar a semejantes a lo largo de su vida", ha continuado para añadir que dan el visto bueno a conseguir la ley "más humana" posible.