Arganzuela da la bienvenida a 80 niños saharauis de 'Vacaciones en paz'

El distrito de Arganzuela ha celebrado hoy una jornada de bienvenida a los 80 niños saharauis de entre 10 y 12 años llegados hoy a la capital como parte del programa Vacaciones en Paz, que organizada la ONG Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Madrid.

A este evento han acudido la concejal presidenta del distrito, Rommy Arce, el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, así como Andrés Sesmero, de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui y Abidin Bucharaya, de la Delegación para España de la República Árabe Saharaui Democrática.

Actuaciones programadas por el proyecto de cultura de proximidad Mirador Arganzuela como el clown de Mireia Miracle, una reflexión sobre los límites que nos imponen y nos creamos, el concierto de música saharaui del artista Gabriel Flores y una visita de los bomberos que han refrescado a los niños con agua han amenizado la mañana.

Gracias a Vacaciones en Paz, niños saharauis procedentes de campamentos de refugiados pasan dos meses junto a familias de acogida en España alejándose de un entorno de vida en el desierto y con difíciles condiciones, además de mejorando sus condiciones físicas pues presentan carencias "sanitarias, de nutrición y alimentarias", según explica el Consistorio en un comunicado.

Superados los chequeos y recibidos los tratamientos médicos necesarios, los niños descubren un entorno desconocido para ellos con actividades lúdicas, culturales y deportivas, como acudir al Parque de Atracciones y al zoo con los 150 pases gratuitos entregados por el área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo.

"España tiene una responsabilidad histórica y moral con este pueblo que lleva tanto tiempo esperando poder volver a sus tierras, por eso es tan importante apoyar este programa", ha destacado Valiente en el acto.

Por su parte, Rommy Arce ha pedido que el Gobierno busque "una solución política pacífica y aceptable por las dos partes, que prevea la libre autodeterminación del pueblo saharaui y garantice el respeto de los derechos humanos y las partidas de ayuda humanitaria".

En noviembre de 2015, con motivo de los 40 años de la Marcha verde y el fin de la presencia española en el Sáhara, el Pleno de Madrid aprobó una declaración institucional de apoyo al pueblo saharaui que incluía el refuerzo al programa Vacaciones en Paz.

Este verano la Comunidad de Madrid recibirá a un total de 239 niños y niñas refugiados saharauis, procedentes de la ciudad argelina de Tinduf.