Aprueban la segunda fase de 'Legatec' por cinco abstenciones socialistas

La abstención de cinco concejales del Grupo municipal Socialista en el Ayuntamiento de Leganés -entre ellos, el del exalcalde y portavoz, Rafael Gómez Montoya- han posibilitado que el Pleno haya aprobado de manera definitiva, y por mayoría simple, la segunda fase del parque empresarial 'Leganés Tecnológico' (Legatec).

El Ejecutivo 'popular' precisaba de varias abstenciones para que prosperase el proyecto, ya que gobierna en minoría.

Junto a Gómez Montoya han dado su abstención los concejales Pedro Atienza, Emilia Quirós, Ana María Massó y Luis Martín Sierra. Mientras, los otros tres ediles socialistas han votado en contra, siguiendo las "instrucciones internas del partido". Se trata de los concejales vinculados al actual secretario general de la Agrupación local y candidato a la Alcaldía en mayo, Santiago Llorente, y a la corriente del secretario general del PSM, Tomás Gómez: Oscar Oliveira, Luciano Represa y Manuel Campos.

Durante el debate, Gómez Montoya ha alegado que no hay "razones objetivas" para oponerse a este desarrollo, a pesar de que, según ha reconocido, el Grupo no está de acuerdo "al completo" con este desarrollo empresarial. Además, ha recordado que, en varias votaciones de 2012 y 2013 sobre este expediente, el PSOE leganense se abstuvo. "El PSOE seguirá absteniéndose", ha precisado.

Tras ello, el edil socialista Luciano Represa ha intervenido para recordar que el Grupo municipal ha recibido "instrucciones" del PSM para votar en contra de este expediente.

El PSOE había firmado semanas atrás un convenio con los trabajadores de la embotelladora de Coca Cola en Fuenlabrada para garantizar que pospondrían a la próxima Legislatura cualquier debate y apoyo al desarrollo de Legatec, donde está ubicada la planta logística de Coca Cola.

Por su lado, los cuatro ediles de Unión por Leganés (ULEG) y los tres de IU han seguido el guión establecido y, dado que también habían ratificado el acuerdo con los trabajadores, han votado en contra de la segunda fase de 'Legatec'.

Durante el debate, un trabajador de Coca Cola ha interrumpido la sesión y ha amenazado e insultado al portavoz socialista, anticipándose a lo que iba a ocurrir. El alcalde ha pedido a Policía local que desalojase al asistente.

"Me parece vergonzoso venir aquí a insultar", ha dicho el regidor, mientras el portavoz de IU, Raúl Calle, ha recordado que ésta era la "voz de la desesperación".

Por su parte, el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, ha parafraseado a Rafael Simancas cuando se produjo el 'tamayazo' al decir que, con el desarrollo de este Pleno, "siente el olor de la corrupción y los ruidos de cheque". "Lo que está pasando es muy grave", ha apostillado el independiente.

ARGUMENTOS

En el debate del punto, el concejal de Urbanismo, Miguel Angel Recuenco, ha pedido respeto para las decisiones judiciales y ha escenificado su "solidaridad" con los trabajadores de Coca Cola en Fuenlabrada, pero ha recordado que aquí se está debatiendo el "futuro de Leganés". En este sentido, ha recordado que Legatec generará 15.000 puestos de trabajo.

Mientras, el portavoz de IU, Raúl Calle, ha apelado a los trabajadores de la planta de la multinacional en Fuenlabrada y ha manifestado que "hay que cumplir la palabra dada".

Por su parte, el portavoz de ULEG ha asegurado que hace un año se aprobó la comisión de investigación sobre Coca Cola en Legatec y que no se ha celebrado ninguna sesión.

Con esta aprobación se da vía libre a la instalación de grandes empresas, como El Pozo, cuya empresa matriz, el Grupo Fuertes, remitió recientemente una carta al Ayuntamiento leganense advirtiendo con buscar otro emplazamiento para su nueva fábrica (que tendrá una inversión de 35 millones de euros) si este mes no prosperaba 'Legatec'.

Además, esta aprobación impedirá que el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, como advirtió el alcalde, Jesús Gómez (PP), tengan que afrontar unos 3.000 millones en indemnizaciones por las expropiaciones de suelo de la primera fase.

EL PSOE ABRE LA PUERTA A MEDIDAS DISCIPLINARIAS

El PSOE de Leganés ha advertido este jueves a los cinco concejales socialistas que han posibilitado la aprobación de la segunda fase del parque empresarial 'Leganés Tecnológico' (Legatec) con su abstención en la votación en el pleno, en contra de la disciplina de voto, de que tendrán que acatar las medidas disciplinarias que pudieran aplicárseles, y ha reafirmado su compromiso con los trabajadores de la planta de Fuenlabrada de Coca-Cola.

El resultado de la votación afecta al convenio firmado semanas atrás por parte del PSOE de Leganés con los trabajadores de la embotelladora de Coca Cola en Fuenlabrada para garantizar que pospondrían a la próxima Legislatura cualquier debate y apoyo al desarrollo de Legatec, donde está ubicada la planta logística de Coca-Cola.

No obstante, Llorente ha destacado que el PSOE de Leganés sigue apoyando a los trabajadores de Coca-Cola y que mantendrá el compromiso cerrado con ellos, a pesar de la abstención de sus cinco concejales, a los que ha advertido de que podrían enfrentarse desde a un expediente disciplinario hasta a la expulsión del partido.