Aprobada la licitación de la Ciudad de la Justicia, previa a la convocatoria del concurso público

La Comunidad de Madrid ha aprobado la licitación de la Ciudad de la Justicia, un paso previo a la convocatoria del concurso público para las empresas que quieran construir estas instalaciones en Valdebebas. La licitación es el proceso posterior al periodo de alegaciones, que se abrió el 10 de diciembre.

Sólo se han presentado 14 alegaciones, que han sido contestadas, ha informado el consejero de Presidencia, Justicia y portavoz regional en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. La publicación de la convocatoria del concurso público en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) tendrá lugar en los próximos días, siguiendo el calendario anunciado por el presidente regional, Ignacio González.

A partir de la publicación en el BOCM, los licitadores interesados tendrán 15 días para solicitar las aclaraciones que consideren oportunas y un total de 45 para presentar sus ofertas. Por esa razón, se prevé que en abril se comiencen a abrir las propuestas presentadas por los diferentes licitadores.

Las personas que lo deseen podrán consultar todos los trámites y documentación del proceso en el Portal de la Contratación Pública de la Comunidad de Madrid (www.madrid.org/contratospublicos).

En la adjudicación de la obra, que será con criterio abierto, se tendrán en cuenta, entre otros aspectos, las propuestas de reducción de plazos en la ejecución del proyecto, las condiciones de accesibilidad para personas con discapacidad en el complejo, requisito fundamental para lograr el objetivo de un proyecto práctico y cercano.

También se valorará la calidad de los materiales de construcción y del mobiliario urbano y de los edificios, así como la eficiencia energética, tanto de las construcciones como de las zonas comunes, y las propuestas en materia de seguridad, limpieza y mantenimiento, para garantizar el correcto funcionamiento.

Además, los licitadores interesados tendrán que acreditar su solvencia económica y financiera así como su solvencia técnica y profesional El concesionario se encargará de la redacción del proyecto de ejecución, de la construcción, conservación y de la explotación de las zonas comerciales que están proyectadas dentro del recinto.

La concesión administrativa durará 30 años, pero se empezará a contabilizar desde el día que se adjudiquen las obras y no desde la entrega de las obras, prevista para 2019, como se hace habitualmente.

Durante este tiempo, la empresa concesionaria se encargará de todos los gastos generados por lo que no supondrá coste alguno para la Comunidad de Madrid, que pagará un canon anual de alrededor de 45 millones de euros, similar a lo que ahora se abona por el alquiler y los servicios de las 28 sedes judiciales de Madrid.

LA CIUDAD DE LA JUSTICIA

La Ciudad de la Justicia supone el proyecto de unificación de sedes judiciales más importante España. En total, agrupará en sus más de 200.000 metros cuadrados los 356 órganos judiciales del Partido Judicial de Madrid capital que ahora están dispersos en 28 edificios.

Y en ella trabajarán 554 jueces y magistrados, 202 fiscales, 362 secretarios judiciales, más de 5.000 personas al servicio de la administración de justicia, más 42.000 abogados del Colegio de Abogados y 1.719 procuradores, además de a los ciudadanos. En total, se calcula que cada día pasen por los terrenos ubicados en Valdebebas más de 25.000 personas, entre ciudadanos y profesionales de la Justicia.

El proyecto de la Ciudad de la Justicia se ha concebido como un espacio eminentemente práctico en el que prima la funcionalidad por encima de la estética, adaptado a las nuevas tecnologías y con criterios de ahorro energético y de accesibilidad para personas con discapacidad.

Por esa razón, el recinto estará dividido en tres grandes bloques: penal, civil y administrativo e institucional. Cada uno de ellos albergará los órganos judiciales correspondientes a cada jurisdicción. Esta distribución repercutirá de manera directa en el funcionamiento de la justicia regional, que se prevé incremente su agilidad en un 20 por ciento.

Además, para poder dar la mejor atención a trabajadores y visitantes, se dotará al recinto de una serie de prestaciones complementarias como comercios, restauración, zonas ajardinadas abiertas, transportes o parking, que también contribuirán a dinamizar los desarrollos urbanísticos de la zona noreste de la capital.