Aprobada la adjudicación de las obras de la nueva sede judicial de Valdemoro

Juzgado de instrucción
Juzgado de instrucción |EFE

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado la adjudicación de las obras del futuro Palacio de Justicia de Valdemoro, una construcción que se prevé que esté en marcha antes de finales de año para que pueda entrar en funcionamiento en 2022.

El nuevo edificio, en cuya construcción el Gobierno autonómico tiene previsto invertir 12,8 millones de euros, reunirá en 10.445 metros cuadrados hasta 14 juzgados, los siete de Primera Instancia e Instrucción actuales y uno estanco de Guardia. Además, tiene espacio suficiente para albergar en el futuro otros seis juzgados.

Dará servicio a los cerca de 140.000 madrileños que viven en este municipio, además de los de Chinchón, Ciempozuelos, San Martín de la Vega, Titulcia, Torrejón de la Calzada, Torrejón de Velasco y Valdelaguna.

Este complejo forma parte del proyecto de modernización y humanización de sedes judiciales que la Comunidad de Madrid impulsa a través del Plan Justicia 21x21.

El nuevo futuro Palacio de Justicia de Valdemoro permitirá acabar con la dispersión de juzgados en este partido judicial y facilitará el acceso de los ciudadanos a la administración de Justicia con unos edificios modernos, accesibles, cómodos y eficientes.

Protección a las víctimasEl vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, ha destacado que el diseño de la nueva sede judicial de Valdemoro se basa en la protección integral de las víctimas, en especial de aquellas que son más vulnerables, es decir, menores y mujeres que han sufrido violencia de género.

Para lograrlo, las dependencias contarán con recorridos diferenciados para que las víctimas no tengan que cruzarse con sus agresores.

Asimismo, el edificio dispondrá de entradas y recorridos diferenciados para público y funcionarios, evitando así encuentros de los jueces y fiscales con quienes van a ser encausados o sus familiares.

También habrá espacio para que la Fiscalía, el Colegio de Abogados y el de Procuradores desarrollen su trabajo. Además, contará con estancias de mediación, forensía y un Registro Civil. Asimismo, habrá una sala de bodas, una zona para la policía, con celdas para los reos, zona de descanso para funcionarios y servicios auxiliares.