Aplazada la declaración de Granados tras criticar que no le tratara como a González

Aplazada la declaración de Granados tras criticar que no le tratara como a González

La Mesa y Portavoces de la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid ha decidido aplazar la comparecencia del exconsejero Francisco Granados prevista para hoy después de que éste lo solicitara por no haber podido consultar ningún dato sobre la Fundación Arpegio, objeto de su intervención. Así lo ha anunciado la presidenta de la comisión de investigación sobre la corrupción, Dolores González, tras un receso de cerca de una hora, en el que ha interrumpido la conexión por videoconferencia con Granados desde la cárcel de Estremera, donde se encuentra encarcelado a raíz del caso Púnica.

El objetivo, según ha explicado, es "volver a tener la confirmación del juez sobre todas las garantías que le asisten al compareciente", en referencia a Eloy Velasco, de la Audiencia Nacional, instructor del caso Púnica."Hemos consultado al letrado de la comisión; en opinión de la Mesa y Portavoces, el proceso de requerimiento tiene todas las garantías, todo se ha hecho legal", ha añadido.

Aún así, ha comentado que han decidido aplazar la comparecencia de Granados (que antes de la interrupción ha durado poco más de diez minutos) para tener "la tranquilidad de que todo es legal y todo se ha hecho bien". "Es intención de esta comisión ser lo mas garantistas que podamos, incluso aunque pensemos que lo hemos sido", ha apuntado. Además, ha destacado que en el requerimiento remitido a Granados constaban sus derechos como compareciente, entre ellos el de no declarar y ser asistido por un abogado.

En el inicio de su comparecencia, que ha sufrido varios cortes por problemas técnicos, Granados ha pedido aplazar su intervención por no tener datos para "arrojar luz" sobre la Fundación Arpegio, investigada dentro del caso Púnica. Ha explicado que ya pidió por escrito a la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados, este aplazamiento hasta que recuperase su libertad.

Además, ha comentado que como la Fundación Arpegio está siendo objeto de investigación judicial sería "poco oportuno" que él hablase de estas cuestiones.

En ese momento, la portavoz del PSOE en la comisión, Encarnación Moya, se ha quejado de no haber conocido esta solicitud de Granados de antemano, al igual que resto de grupos, tras lo cual la presidenta de la comisión ha ordenado el receso.

En declaraciones a los medios, la presidenta de la comisión, Dolores González, ha insistido en que la comparecencia de Granados se ha tramitado "con todas las garantías judiciales y jurídicas" y ha asegurado estar "absolutamente tranquila" con el procedimiento seguido.

Con todo, ha dicho que todos los miembros de la comisión han decidido pedir una nueva ratificación al juez para ser "doblemente garantistas".

Ha reconocido que la presidenta de la Mesa, Paloma Adrados, le comunicó "informalmente" la petición de Granados de aplazar la comparecencia y que no se lo trasladó al resto de grupos de la comisión, porque, en su opinión, la decisión en última instancia sobre este asunto no es de su competencia. En este punto, ha recalcado que la decisión y la comunicación sobre el aplazamiento así como "todas las relaciones del exterior corresponden a la Mesa de la Asamblea de Madrid", que es quien ha mantenido las comunicaciones con Granados en este tiempo.

Fuentes de la Presidencia de la Asamblea han explicado a los medios que la presidenta del Parlamento autonómico, Paloma Adrados, traslada las informaciones pertinentes a los presidentes de las comisiones para que éstos a su vez se lo comuniquen a los portavoces.

En el caso de Granados, han informado de que la presidenta de la Mesa llegó a mostrar a la presidenta de la comisión una carta que la primera remitió al exconsejero para recordarle que tenía la obligación de comparecer pero no de declarar.

La Mesa y Portavoces de la comisión de investigación de corrupción tiene previsto tratar en su reunión del próximo martes la comparecencia de Granados, que volverán a solicitar pero para la que aún no hay fecha concreta.

Según el sumario del caso Púnica, la Fundación Arpegio de la Comunidad de Madrid (ya desaparecida) firmó el 12 de marzo de 2007 un convenio para patrocinar el concierto "The night of the proms", valorado en 139.200 euros, cuya "verdadera naturaleza" era compensar la "absolutamente deficitaria" venta de entradas.

EXDIRECTORA DE ARPEGIO DICE QUE LA FUNDACIÓN DEVOLVÍA BENEFICIOS A MADRILEÑOS

La exdirectora gerente de la Fundación Arpegio Carmen Plata ha señalado que la Fundación Arpegio se creó para "devolver parte de los beneficios" que Arpegio había obtenido "a los madrileños" y ha incidido en que la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, "jamás" le dio "ninguna orden o instrucción" relacionada con dicha fundación.

Durante su comparecencia en la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid, Plata ha subrayado que la Fundación se creó "con el único objetivo" de devolver los beneficios de la empresa Arpegio, que ascendían en el último año a 129 euros en 2005, "a los madrileños". Además, ha desgranado que los "proyectos venían dados por los presidentes de la Fundación o por sus entornos", dependiendo del momento Francisco Granados, Ana María Mariño o Beatriz Elorriaga.

La exgerente ha asegurado que habían "conversaciones previas" entre estos responsables y los consejeros que querían "llevar a cabo un programa determinado" donde se establecía "que se presentaba, si el proyecto se adecuaba a los fines de la Fundación, si eran viables o si había presupuesto". "Yo me dedicaba a gestionar, no tomaba decisiones", ha dicho.

ELORRIAGA NIEGA ILEGALIDAD ALGUNA MIENTRAS PRESIDIÓ LA FUNDACIÓN ARPEGIO

La expresidenta del patronato de la Fundación Arpegio Beatriz Elorriaga ha insistido hoy en que no hubo "ninguna ilegalidad o irregularidad" durante sus tres meses de gestión en este órgano, creado -ha dicho- para "aprovechar" el dinero acumulado por la empresa gestora de suelo público Arpegio. Elorriaga, exconsejera de la Comunidad de Madrid y concejal del Ayuntamiento de Madrid, ha comparecido hoy en la comisión de la Asamblea de Madrid que investiga posibles casos de corrupción relacionados con el caso Púnica.

A una pregunta de Ciudadanos sobre su llegada a la fundación, en marzo de 2008, Elorriaga ha dicho que decidió que debía reducir su tamaño porque había un cambio de legislación al cual debía adaptarse, como la ley de contratos del Estado. Y también ha explicado que, al desconocer asuntos jurídicos, decidió contratar como asesora a Elisa de la Nuez, especialista en derecho público, en vista de la conveniencia de que la fundación funcionase "con todas las bendiciones, ajustada a legalidad".

MARIÑO DICE QUE ELLA NO CONTRATABA Y DEFIENDE LA LABOR DE LA FUNDACIÓN ARPEGIO

La expresidenta del Patronato de la Fundación Arpegio y diputada regional del PP, Isabel Mariño, ha insistido en que la Fundación Arpegio servía para "revertir el dinero a los madrileños" así como ha hecho hincapié en que ella no era la encargada de contratar en la institución.

Durante su comparecencia en la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid, la diputada regional ha manifestado que la Fundación contaba con una estructura de entre tres y cinco personas. "Tenía un mínimo de personas trabajando porque no se quería cargar con demasiado personal y porque tenía el apoyo de todos los técnicos de las consejerías para poder desarrollar las acciones pertinentes", ha aseverado así como ha defendido que cuando ella llegó mantuvo al personal tal y como estaba.