Aparecen cientos de peces muertos en Madrid Río

madridrio2
madridrio2 |Telemadrid

Operarios del Ayuntamiento de Madrid han retirado esta mañana de jueves los ejemplares que quedaban de peces del Manzanares afectados por la apertura de compuertas mientras que desde el área de Medio Ambiente y Movilidad han apuntado que la mortandad ha sido leve.

El Ayuntamiento de Madrid ha confirmado hoy que la causa de la muerte de los peces que han aparecido sin vida en el río Manzanares, en las inmediaciones del puente de Segovia, una de las zonas más concurridas de Madrid Río, ha sido la asfixia y ha descartado totalmente que este hecho fuera provocado por contaminación del agua.

Según han informado fuentes del Ayuntamiento, los técnicos del área de Medio Ambiente que se han desplazado a última hora de la tarde para determinar la causa de la muerte de cientos de barbos, lucios, gobios y carpas han concluido que murieron por asfixia al quedar atrapados en mesetas de arena al bajar el nivel del agua.

Asimismo, han señalado que se descarta totalmente que los peces perecieran por algún problema sanitario o de contaminación de las aguas.

El desembalse que originó que los peces quedaran atrapados se debió a que hubo que abrir las presas del Manzanares a su paso por la capital por razones de seguridad, ante la comunicación de la Confederación del Tajo de que se iba a soltar agua de los embalses de El Pardo y Santillana, que están casi llenos tras las últimas lluvias.

A última hora de la tarde, el agua procedente de los embalses de El Pardo y Santillana hizo subir el nivel del caudal del Manzanares a su paso por la capital, aunque sobre las 23:30 horas ya se recuperó el que hay habitualmente, según ha indicado el Ayuntamiento.

Ecologistas en Acción denunció hoy a Efe que la "repentina" apertura de las presas del Manzanares a su paso por Madrid Río provocó la muerte por asfixia de gran cantidad de peces de tamaño considerable, alguno de hasta tres o cuatro kilos de peso.

El portavoz de esta organización, Juan García Vicente, explicó que la "brutal" bajada del cauce dejó en un tramo de unos dos kilómetros a cientos de ejemplares.

Ecologistas en Acción ha reclamado para el río Manzanares una política "menos de escaparate", ya que "se embalsa el río simulando a otros de mayor porte y volumen de agua, en lugar de mantener el curso natural, más reducido, pero más acorde con la realidad".

Por su parte, Fernando Porta, un jubilado y pescador, ha recordado hoy que hace dos años, en el mes de marzo, cientos de peces murieron asfixiados por un desembalse "súbito" en Mingorrubio, en El Pardo.