Aparece el 60% de las joyas robadas hace tres días a una hermandad de Parla

Aparece el 60% de las joyas robadas hace tres días a una hermandad de Parla

Buena parte de las joyas robadas hace quince días en la sede de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad de Parla han aparecido, ha informado a Efe el presidente de la institución, Edelmiro García Herrero.

García ha indicado que, entre las 7 y las 8 de la mañana, "una bolsa de basura negra" ha sido depositada en la puerta de la sede de la hermandad y que, "cuando unos vecinos jóvenes han ido a tirarla al contenedor, esta se ha perforado dejando al descubierto parte de una corona". En ese momento, los jóvenes han informado al propio presidente, que se ha desplazado al lugar y ha trasladado la noticia a la Policía, que también se ha personado.

Según García Herrero, el porcentaje de las joyas recuperadas es cercano al 60% y entre ellas se encuentran las de mayor tamaño y las más significativas, como varias coronas, un corazón central y rosarios.

A pesar de que buena parte de las piezas están dañadas, como las coronas, con aspas partidas y piedras de colores y rubíes extraídos, así como los rosarios, que se encuentran partidos, el presidente confía en su restauración y asegura que la hermandad ya se ha puesto en contacto con orfebres para realizar esta labor.

La noticia se ha divulgado rápidamente entre los miembros de la hermandad, que se han acercado a la sede a confirmar su veracidad y a celebrarlo. "Ha venido mucha gente y han mostrado su alegría, porque lo estaban pasando muy mal y se lo estaban guardando para dentro", ha explicado el presidente, que ha reconocido que han llegado a lanzarse cohetes durante la celebración, que ha definido como "masiva".

Sobre la investigación policial, García ha asegurado que los agentes le han informado de que "el caso sigue abierto" y "siguen intentando recuperar las piezas que faltan", si bien ha asegurado no disponer de más información.

A su juicio, los responsables han decidido devolver las piezas más grandes ante la imposibilidad de darles salida, puesto que todos los joyeros disponían de información respecto del robo de cada una de las piezas, si bien considera que "se habrán quedado las pequeñas para intentar" venderlas próximamente.

A pesar de todo, ha agradecido la difusión de la noticia por parte de los medios de comunicación lo que considera que ha sido clave para que "a alguien le haya tocado la fibra sensible y haya tenido la gentileza de devolverlo", así como la labor policial para dificultar su venta.

García ha reconocido que "no tenía esperanzas" de recuperar nada de lo robado pero que, tras esta aparición, "se ha abierto" la posibilidad de que "algo más" de lo robado vuelva a la hermandad y, sobre el seguro de las joyas, ha indicado que aún no sabe si se recuperará el valor "de todo lo que falta".

Por último, ha informado de que el próximo día 29, en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la hermandad celebrará un acto de desagravio por los hechos sucedidos. García Herrero ha valorado en unos 125.000 euros las piezas que fueron sustraídas, incluyendo las que han reaparecido, si bien ha puesto especial hincapié en su valor "emocional" e histórico , dado que existe constancia de la organización en la localidad desde 1525.