Aparatoso incendio en una manzana completa de Tetuán con 70 desalojados

Las aproximadamente setenta personas que anoche dormían en dos bloques de viviendas de la calle de Alonso Núñez, en el distrito madrileño de Tetuán, han sido desalojadas de sus casas a causa de un incendio que ha destruido las cubiertas de ambos edificios aunque no ha causado heridos.

Como consecuencia del colapso de las cubiertas han quedado destruidas las 12 viviendas situadas en la tercera y última planta de ambos inmuebles, por lo que se ha decidido que los vecinos, desalojados por los bomberos, no regresen todavía a sus casas, según ha informado un portavoz de Emergencias Madrid.

El incendio, "muy aparatoso", se ha iniciado hacia las dos de la noche, por causas que se investigan, en una de las cubiertas o en una de las viviendas de la última planta y después ha pasado al otro edificio por el tejado.

En la extinción del fuego han trabajado hasta cerca de las cinco de la madrugada doce dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento, incluidas tres autoescalas, cuatro bombas y cinco tanques, con más de 80 profesionales.

De las 70 personas desalojadas de los números 29 y 31 de la calle de Alonso Núñez, diez han sido alojadas en un hotel por el Samur Social y el resto ha preferido pasar la noche en casas de familiares o amigos.

También ha sido desalojado el inmueble del número 5 del paseo de la Dirección, aunque sus inquilinos sí han podido regresar a sus domicilios.

LOS DESALOJADOS EN EL INCENDIO NO PODRÁN VOLVER A SUS CASAS HASTA REALIZAR LABORES DE DESESCOMBRO

Las personas desalojadas en el incendio acaecido esta madrugada en Tetuán no podrán volver a sus casas hasta que se realice las labores de desescombro y se evalúe el estado de los dos edificios afectados, algo que llevará "unos días", según han informado fuentes de Emergencias Madrid. En concreto, estas fuentes han detallado que para que los vecinos desalojados puedan volver a sus hogares, primero hay que desescombrar la parte superior del edificio pues la cubierta, donde se inició el fuego según las primeras investigaciones.

Así, una vez que se desescombre la parte superior, los técnicos podrán evaluar el estado del edificio y decidir cuándo los vecinos pueden volver a sus hogares. "Este proceso no va a llevar ni uno, ni dos días", han resaltado desde Emergencias Madrid. El Samur Social seguirá ofreciendo a los vecinos un alojamiento alternativo mientras no puedan volver a sus casas.

RECOGEN MEDICINAS Y DOCUMENTACION

De esta forma y por el momento, los vecinos solo pueden acceder a sus viviendas para recoger "lo más esencial", es decir, medicinas, alguna prenda de ropa o documentación. Un bombero del Ayuntamiento de Madrid y efectivos del Samur Social les acompañan cuando recogen sus enseres y objetos personales.

Cerca del lugar de los hechos, el Samur Social ha instalado una mesa en la que se ofrece a los vecinos toda la información que piden. Allí, los vecinos formulan preguntas sobre dónde alojarse o qué hacer con los seguros de sus viviendas.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid consiguieron controlar esta madrugada el incendio desatado horas antes en la calle Alonso Núñez. Según las primeras investigaciones, el fuego se inició en la cubierta del edificio situado en el número 29 de dicha calle y luego se extendió al número 31.

El incendio, que ha sido descrito por estas fuentes como "muy aparatoso" y que ha contado con llamas de entre cinco y seis metros de alto, llegó a romper también por fachada.