Algete insta a cerrar puertas y ventanas por una fumigación contra plagas

El Ayuntamiento de Algete ha anunciado para esta noche un tratamiento fitosanitario para el control de plagas en parques, jardines, alineaciones de arbolado en viales y en arbustos de distintas áreas del municipio, por lo que insta a los vecinos de las zonas afectadas a que cierren puertas y ventanas.

Mediante un comunicado, el Consistorio ha informado de que el tratamiento afectará a "la práctica totalidad del municipio" y ha enumerado algunas de las zonas en las que se va a proceder a fumigar, entre las que se encuentran los parques de Los Olivos, Lineal de Las Fuentes, Miquel Hernández, Parque del Cigarral, Eva Blanco, Barrio Virtudes y Europa.

También ha hecho una lista de vías que se verán afectadas por la fumigación, como la Calle Mayor, la Zona Centro Salud, C/ Monte Albillo, C/ Olivos, C/ Carrachel, C/ Valdeamor, C/ Palomares, C/ Magnolias, C/ Retamar, Avd. El Cigarral, C/ Félix Rodríguez de la Fuente, C/ Virtudes, Ronda Constitución, C/ Las Plantas, C/ Alcalá o C/ Baleares.

El Consistorio ha recordado que las ventanas y puertas de los edificios incluidos en el ámbito del itinerario deberán permanecer cerradas durante la aplicación del tratamiento y que se cerrarán al tráfico de vehículos y personas las zonas y calles afectadas, que serán señalizadas mediante carteles.

El tratamiento va dirigido al control larvario de la plaga de galeruca (Galerucella luteola) que está afectando al follaje de los olmos del municipio, aunque el Consistorio ha recordado que este insecto no tiene repercusión en las personas.

Este tratamiento, que será el primero de las intervenciones sucesivas que se irán realizando siguiendo el ciclo biológico del insecto, se realizará en horario nocturno la noche del viernes 1 de septiembre al sábado 2 de septiembre, pudiéndose prolongar en una o varias noches "si las condiciones meteorológicas o de otro tipo lo requieren".

Dada la confluencia de arbolado municipal y arbolado perteneciente a zonas privadas, el Consistorio ha pedido a aquellas propiedades o comunidades de vecinos que cuenten con olmos que realicen también el control de la plaga mediante los tratamientos fitosanitarios adecuados con el fin de evitar su propagación.

El producto a utilizar debe ser a base de Alfa Cipermetrin 10% ñECí P/V aplicado en pulverización mediante cañón dirigible con atomizador de bajo volumen y no requiere plazo de seguridad. Por último, el Ayuntamiento ha comunicado que en la Concejalía de Salud y Consumo se encuentra a disposición de los vecinos la ficha de datos de seguridad del producto así como cualquier otra información que se desee consultar.

NO PUEDEN COMBATIR LAS PLAGAS EN LOS OLMOS

Por otra parte, el Ayuntamiento de Algete ha anunciado que ha tenido que suspender el tratamiento de pulverización contra las plagas de galerucas en los olmos de la localidad, que estaba previsto para la madrugada de este viernes día 1, al no existir un producto que solucione esta persistente "afectación" del arbolado.

Desde el Consistorio han reprobado en un comunicado que se han eliminado del registro de productos fitosanitarios los dos materiales que existían para su uso en lugares públicos, sin que actualmente existan insecticidas ni fungicidas autorizados para realizar tratamientos contra plagas en zonas públicas municipales.

El Ayuntamiento ha calificado de "insólita" esta situación que, según han añadido, afecta a la totalidad de municipios españoles y a todas las plagas que perjudiquen al arbolado público. Además, han realizado una consulta vinculante ante los organismos competentes (el ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y el departamento de sanidad vegetal de la Comunidad de Madrid) para "exponer el problema y que indiquen los medios más efectivos para defender a los árboles" de las plagas fitosanitarias.

También la empresa que presta el servicio público en Algete va a realizar una pregunta similar al ministerio, a través de la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas.

No obstante, desde el Consistorio han recordado a la población que la galeruca no representa un problema de salud pública.