Alcorcón reorganiza la atención a víctimas de violencia doméstica

Alcorcón
Alcorcón |Archivo

Todos los servicios del Ayuntamiento de Alcorcón en materia de atención a víctimas de violencia de género se van a unificar, a partir del día 1 de enero, en la Concejalía de Mujer, según el protocolo que han creado este área y los responsables de la Policía Municipal de la ciudad.

El objetivo de este cambio es mejorar "considerablemente" tanto la atención a las personas que necesiten estos servicios, como la coordinación entre las concejalías implicadas en estos procesos (Infancia y Mujer, Seguridad y Servicios Sociales), ha explicado hoy en un comunicado el Gobierno municipal.

Actualmente, los servicios de atención a víctimas de violencia doméstica estaban repartidos entre el CUS (Centro Unificado de Seguridad) y la Concejalía de Mujer.

Desde el próximo año, todos los efectivos estarán centralizados en la segunda institución, que contará con un equipo formado por abogados especializados en estos asuntos, sicólogos y orientadores.

Estos dos últimos puestos serán reforzados tanto en casos puntuales que se consideren necesarios como en programas o actividades encaminadas a prevenir o combatir la violencia machista en Alcorcón.

En estos momentos, el servicio está compuesto, en la Concejalía de Mujer, por una abogada del departamento de asesoría jurídica del Ayuntamiento, una psicóloga y una orientadora, mientras que en el CUS existe un equipo de trabajo similar pero más orientado a víctimas de cualquier tipo de delitos.

A partir del 1 de enero, se reforzarán los servicios de violencia machista, centralizados desde Mujer, con el avance que supone que un único departamento organice y coordine los trabajos de la concejalía como de la Policía Municipal, que a su vez se apoyará en los técnicos de Mujer para sus labores de prevención y lucha contra esta lacra.

La concejal de Infancia y Mujer, Marta González, ha destacado que esta centralización de los servicios en materia de violencia de género permitirá, por un lado, ser "mucho más eficientes" a la hora de atender a una víctima, pues será en un mismo sitio donde reciba toda la atención que precise.

Y por otro, el nuevo protocolo de trabajo entre Mujer y Seguridad supondrá que, desde el primer minuto, todos los agentes implicados, tanto jurídicos, como psicológicos, sociales y policiales, estén perfectamente coordinados e informados del caso a tratar, y que actúen con la máxima rapidez y eficiencia para beneficio de la víctima".