Alcorcón se declara en 'emergencia climática' y avanza un Plan de Transformación

Alcorcón
Alcorcón

El Ayuntamiento de Alcorcón ha aprobado este jueves en el Pleno municipal una moción que declara al municipio en "emergencia climática" y avanza el desarrollo de un nuevo Plan Estratégico de Transformación Energética para la ciudad, además de otras medidas contra el cambio climático.

La moción, presentada por PSOE y Unidas Podemos, asegura que "no responder ante la crisis ecológica y la forma en la que entendemos nuestra sociedad supondría asumir un riesgo evidente hacia la vida de las personas, además de la extinción irreemplazable de especies imprescindibles para la vida de la Tierra".

Por ello, insta a "aceptar la verdad de la crisis climática" y "la gravedad de la situación" como compromiso institucional del Ayuntamiento de Alcorcón, una propuesta que ha salido adelante con el apoyo del PP, tras enmendarla, y a pesar de la abstención de Ciudadano y el voto en contra de Vox.

"No es una cuestión de creencia ni una forma de entender el mundo: el cambio climático es una realidad ineludible que afecta a la salud"

Entre los compromisos acordados figura establecer las normativas y recursos necesarios para "garantizar reducciones de gases de efecto invernadero para llegar al balance neto cero no más tarde de 2040 y a ser posible antes de 2035", así como "detener la pérdida de la biodiversidad y restaurar los ecosistemas".

También recoge "la necesidad de adaptar los municipios a la crisis climática con las consecuencias del incremento de la temperatura global, las olas de calor, la irregularidad de las precipitaciones, el aumento del nivel del mar, entre otras", para lo que propone "abandonar los combustibles fósiles".

La moción recoge el desarrollo de un nuevo Plan Estratégico de Transformación Energética como herramienta de cambio social y compromiso de trabajo de carácter multidimensional para conseguir "una energía cien por cien renovable de manera urgente y prioritaria".

NUEVOS OBJETIVOS

Entre los objetivos destacan: frenar nuevas infraestructuras fósiles generando nuevos modelos de economía energéticamente neutral, alcanzar el pleno consumo eléctrico cien por cien renovable, y fomentar nuevas formas de movilidad sostenible como la creación de espacios peatonales o el fomento de la bici.

Además, en virtud de este plan se apuesta por "reducir la demanda de energía hasta consumos sostenibles, promover el aumento de la eficiencia energética y de las instalaciones renovables tanto en edificios municipales como en hogares y potenciar la investigación e innovación en nuevas tecnologías sostenibles.Finalmente, este plan incluye también la necesidad de establecer elementos de participación ciudadana que faciliten la formación y la toma de decisiones en el proceso de cambio climático.