Alcobendas acoge dos nuevas líneas de producción de la farmacéutica Lilly

La planta que tiene la farmacéutica Lilly en Alcobendas acogerá el próximo año dos líneas de producción que hasta ahora se fabricaban en Alemania, lo que permitirá el mantenimiento de un centenar de empleos, según ha explicado este martes el presidente de la compañía en España, Javier Ellena.

Así lo ha señalado después de que el presidente de la Comunidad, Ignacio González, acompañado de los consejeros de Sanidad y Economía, Javier Fernández-Lasquetty y Enrique Ossorio, respectivamente, y el alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, hayan visitado la empresa estadounidense, que cumple 50 años en Madrid.

Con esta decisión, la planta de producción madrileña pasará a producir y empaquetar productos líquidos de antidiabéticos, psicofármacos, antibióticos, viales y dispositivos sanitarios vacíos, lo que supondrá aumentar el volumen de producción de la planta de Alcobendas entre 8 y 20 millones de envases al año.

SIETE MILLONES DE INVERSIÓN

Lilly va a invertir 7 millones de euros para instalar las dos nuevas líneas de empaquetado, que proceden de la planta alemana, y realizar modificaciones en el almacén, unos trabajos que ya han comenzado y que se estima que estarán en funcionamiento a mediados del año 2014.

Ellena ha explicado que el traslado de la planta de Alemania es "una más de las decisiones" que se van tomando "en una compañía que tiene muchas plantas globales, según se van moviendo los volúmenes de producción". "Nos ha venido muy bien porque hay muchas moléculas que, por la pérdida de patente, van bajando su volumen y esto nos va a ayudar a reponerlo", ha añadido.

No obstante, ha sostenido que no es "muy significativo" el volumen que se va a crear, "sino el de empleo que no se va a perder" pues si no hubiera habido esta "oportunidad" habrían tenido "dificultades" para "mantener el nivel de empleo" en los "dos, tres próximos años", estando en el aire un "centenar" de puestos de trabajo.

Tras señalar que en investigación no es "planificable" cuánto van a durar los puestos de trabajo, ha explicado que Lilly, en estos momentos, tiene una línea de 13 productos en la última fase de investigación y que se irán comercializando en 2014 ó 2015. "Teníamos un problema de la caída de unos con el arranque del otro", ha indicado.

Por otro lado, ha apuntado que esta decisión permitirá traer a Madrid "nueva tecnología", lo que posiciona a la planta de Alcobendas "de una manera muy competitiva ante los productos que están en fase de investigación". "No solamente será poder empaquetar productos de un solo tipo como hacemos ahora, que son orales secos", ha explicado.

Entre las razones para seguir invirtiendo en Madrid y en España, la empresa encuentra "varias", según ha señalado Ellena, quien ha explicado que España es "uno de los diez mercados farmacéuticos del mundo" y que a pesar de la irrupción de mercados como China o Brasil "sigue siendo del top ten".

"Es un país con todas las condiciones para poder invertir en una empresa de este perfil porque hay un sistema sanitario muy desarrollado a pesar de la crisis de los últimos años", ha apuntado el presidente, señalando que ellos tienen la mirada puesta en un plazo "muy largo" y que también tienen en cuenta los profesionales sanitarios e investigadores con un "nivel de reconocimientos mundial incuestionable".

Además, incluyen entre las razones las "infraestructuras muy competitivas" y una mano de obra que, además de ser "muy cualificada" es "competitiva desde el punto de vista de costos" debido a la crisis de los últimos años, ha reconocido el presidente de Lilly, que ha destacado que están en Madrid desde el primer día con una "vocación de presencia global" pues exportan a más de cien países.

MAS EMPLEO

Por otro lado, el presidente del Gobierno madrileño, Ignacio González, ha celebrado la decisión de Lilly de traer las dos nuevas líneas de producción porque se traduce en "nueva inversión, más puestos de trabajo y más desarrollo" que es, en su opinión, lo que se necesita para que Madrid crezca.

González ha explicado que la fabricación de productos farmacéuticos representa más del 8 por ciento del sector industrial madrileño y da empleo a más de 18.000 personas, casi un 27 por ciento del total de la industria farmacéutica en España.

Entre enero y julio de 2013, la Comunidad de Madrid lideró las exportaciones de productos farmacéuticos, con el 49 por ciento del total. Prueba de ello es que Lilly en España exporta más del 80 por ciento de su producción a 111 países, entre los que se incluye Japón, conocido por sus exigentes estándares de calidad.

50 AÑOS EN LA COMUNIDAD

La visita de Ignacio González coincide con el 50 aniversario de la implantación, en 1963, de la farmacéutica Lilly en la Comunidad de Madrid. Más de 1.200 personas trabajan en estas instalaciones, que tienen un tamaño de 60.000 metros cuadrados que acogen una planta de producción en la que se fabrican, empaquetan y almacenan productos de 5 áreas terapéuticas distintas: endocrinología, cardiovascular, urología, neurociencias y salud de la mujer.

La planta tiene una capacidad máxima de producir 1.300 millones de dosis y de empaquetar 150 millones de envases, y factura más de 2.200 millones de euros al año. Además, en las instalaciones de Alcobendas se encuentra la sede de la Fundación Lilly y el centro de investigación de I+D, en el que trabajan más de 100 investigadores.

El pasado viernes la empresa conoció la certificación de la FDA para la planta madrileña, que ha obtenido "con éxito" y "sin ninguna observación", según ha explicado la compañía, después de una semana de inspección. Para el presidente de la empresa en España esto es un "hito" y refleja sus "altos estándares de calidad".