Alcobendas busca soluciones ante los atascos por las obras de la M-607

Atasco en la M-607 (Foto @atascosm607)
Atasco en la M-607 (Foto @atascosm607)

El Ayuntamiento de Alcobendas quiere buscar soluciones de movilidad ante los atascos que registra el municipio cada mañana, con varias horas de retenciones en su entrada por la zona Norte desde la carretera de El Goloso, tras convertirse esta vía en atajo de los vecinos de Tres Cantos, Colmenar Viejo y otras poblaciones del eje de la M-607 que buscan evitar los atascos que se originan cada día por las obras del puente de la M-40.

Numerosos conductores utilizan la M-616, carretera de El Goloso, para desde la M-607 llegar a Alcobendas y, una vez allí, bajar por la avenida de Valdelaparra hasta alcanzar la salida 16 de la A-1, para coger allí la autovía de Burgos.

En busca de alternativas de transporte por las obras en el puente que une la M-607 con la M-40

Desde el ayuntamiento, el vicealcalde, Miguel Angel Arranz, ha reconocido que no estaban preparados para esta situación, ya que no se esperaban que esta carretera se convirtiera en vía disuasoria.

No obstante, ha anunciado, que trabajará "para que lo más pronto posible", los ayuntamientos de la zona norte se reúnan, con el fin de poner en marcha medidas de movilidad que mejoren la situación actual.

Mientras se produce ese encuentro, el ayuntamiento ha encargado estudios al departamento de Movilidad, con el fin de encontrar soluciones a esta inesperada situación. "Nos consta y hemos pedido informes a Movilidad para conocer la situación", ha explicado.

Arranz confía en que las soluciones lleguen pronto, con la ayuda de la pluralidad política que hay en las distintas localidades de la zona Norte que, a su juicio, servirán para que el Ministerio de Fomento, del Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, o la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid, de Ciudadanos, den respuesta rápida a los atascos que soportan mañana y tarde los ciudadanos.