Alcalá rechaza ampliar el quinto vaso del vertedero como le pide la Comunidad

Alcalá rechaza ampliar el quinto vaso del vertedero como le pide la Comunidad

La Comunidad de Madrid ha propuesto ampliar el quinto vaso del vertedero de Alcalá de Henares, entre otras opciones, hasta que entre en funcionamiento las instalaciones de la planta de tratamiento de residuos en Loeches, aspecto que ha sido rechazado de forma categórica por el alcalde de la localidad, Javier Rodríguez Palacios.

Según ha informado fuentes del Gobierno regional, se ha ofrecido buscar otro vaso dentro o fuera de Madrid; o instalar una planta de transferencia al objeto de derivar a otros emplazamientos los residuos para racionalizar el transporte de los residuos.

El Ejecutivo regional señala que la gestión de los residuos es competencia de los municipios que se agrupan a través de las mancomunidades. En este caso, corresponde a la Mancomunidad del Este (integrada por unos 30 municipios) las actuaciones de recogida y de tratamiento de los residuos. Por tanto, corresponde a esta entidad tomar la decisión sobre esta materia. Aparte, las mismas fuentes explican que la Comunidad se comprometió, en el marco de la nueva Estrategia de Residuos 2017-2024, a financiar el 50 por ciento de todas las instalaciones de las mancomunidades para incrementar las tasas de reciclaje y mejorar las instalaciones de tratamiento de residuos. Así, en los Presupuestos regionales de 2018 figura una partida de 17 millones para financiar la nueva planta de Loeches.

GOBIERNO LOCAL EN CONTRA DE RECRECER EL VASO

El alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, ha calificado la propuesta como "inaceptable y demuestra la ignorancia de la actual Consejería de Medio Ambiente sobre la materia al formular esta propuesta, que transmite un profundo desconocimiento de la realidad del vertedero de Alcalá de Henares y, en concreto, de su quinto vaso", según ha informado en un comunicado el Gobierno local. Según Rodríguez es "sorprendente tanto porque nunca antes la Comunidad la formuló oficialmente, como por el hecho de que el nuevo consejero de Medio Ambiente (Carlos Izquierdo) haga tabla rasa del trabajo previo realizado desde 2015, sobre la base de la lealtad institucional y el diálogo entre administraciones".

"Trabajo que incluía alternativas como utilizar el vertedero de Nueva Rendija, o establecer acuerdos con las mancomunidades del Sur y del Norte y el Ayuntamiento de Madrid de cara al período transitorio entre en el cierre del vertedero al aire libre de Alcalá y la puesta en marcha de la planta de tratamiento de Loeches", ha añadido.

En este sentido, el alcalde ha recordado que la elevación de la cota de vertido de ese vaso "conllevaría nuevos olores y molestias para los vecinos y precisaría, además de actuaciones técnicamente muy complejas". Del mismo modo, ha afirmado que "recrecer el vaso conllevaría la expropiación de nuevos terrenos que no son propiedad de la Mancomunidad del Este".

Además, ha expresado que la obra de construcción del quinto vaso y sellado del cuarto en 2012 y 2013 "carecieron de solicitud de licencia municipal, lo que llevó a la apertura hace unos meses de un procedimiento sancionador por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares".

Por su parte, el grupo municipal de Ciudadanos también ha rechazado la ampliación de este vaso. El portavoz de Cs, Miguel Angel Lezcano, ha acusado a "la improvisación y la nefasta gestión de la Comunidad de Madrid".

La planta de Alcalá de Henares recibe la basura generada por los 700.000 habitantes del este de Madrid. Un vertedero que está a punto de alcanzar su capacidad máxima. Según las previsiones lo hará en el primer trimestre de 2019.

Desde la Comunidad de Madrid instan a la Mancomunidad del Este a encontrar una solución.