El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez, declarará como investigado por prevaricación

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez, deberá declarar como investigado por un presunto delito de prevaricación administrativa, por convocar un Pleno extraordinario para aprobar los presupuestos de 2016 a sabiendas, supuestamente, de que dos concejales del PP no podían asistir.

La Audiencia Provincial de Madrid ha dado la razón al recurso presentado por el portavoz del Grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcalá, en el que argumentaba que el alcalde podría haber empleado la fórmula de urgencia para la convocatoria del Pleno con "la única finalidad perseguida" de "lastrar deliberadamente los derechos de dos concejales".

La querella del PP de Alcalá se refiere a la convocatoria por parte de Rodríguez Palacios el 9 de junio de 2016 de un Pleno municipal extraordinario y urgente para la mañana del día siguiente, con el fin de aprobar los presupuestos municipales para 2016.

A juicio del Grupo Popular, según recoge el auto, dicha convocatoria fue efectuada "con el único objetivo de impedir la presencia e intervención en dicho Pleno de dos concejales del Grupo del Partido Popular, que habían anunciado su ausencia al querellado, en sendos escritos de fecha 18 de mayo anterior, en los que se expresaba que ambos se encontrarían en el extranjero (Estados Unidos y México)".

En concreto, al Pleno de presupuestos se ausentaron la concejal del PP Emma Teresa Castelló Taliani, por motivos de trabajo, y el portavoz del Grupo del PP, Víctor Chacón, por haber contraído matrimonio.

La Audiencia Provincial de Madrid revoca de esta manera el auto del 17 de mayo de 2017 en el que Juzgado de Instrucción número 6 de Alcalá de Henares sobreseía la querella presentada por el portavoz del Grupo Popular.

En su auto, el tribunal pone en duda si existían "exigencias y necesidad" para la utilización de la modalidad urgente de la convocatoria, o si bien se trataba de un "mero artificio para dar soporte formal a lo que no era sino voluntad arbitraria e ilegal del querellado de excluir del debate a su adversario político".

La Audiencia recuerda que "es indudable que la convocatoria de una sesión extraordinaria y urgente implica una notable disminución de los plazos y demás garantías", unos requisitos "cuyo objeto es asegurar que sus miembros puedan disponer de la documentación necesaria para informarse de los asuntos a tratar, estudiarlos, consultar con expertos o con los ciudadanos".

El auto de la Audiencia, fechado el pasado día 9, estima la petición del PP, que en su recurso solicita la declaración en calidad de investigado del alcalde, y la declaración en calidad de testigos de la concejala del Grupo Municipal del Partido Popular Emma Teresa Castelló Taliani y del secretario general de Pleno del Ayuntamiento, Pedro Antonio Martín Pérez.

EL ALCALDE SORPRENDIDO PERO DESEANDO DECLARAR

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez, ha expresado hoy a Efe su "sorpresa" por la citación judicial para declarar por un presunto delito de prevaricación administrativa, y ha afirmado que desea personarse ante la Justicia "porque no hay nada que ocultar".

Rodríguez ha afirmado que le causa perplejidad el hecho de que "e en una ciudad plagada de procesos judiciales por presunta corrupción, de temas muy gordos relacionados con esa corrupción que nos está devastando, sea un caso de adelantar o no la fecha de un Pleno lo que haga declarar a un alcalde delante de un juez".

"Los argumentos que se dieron en el Pleno fueron por un lado la necesidad de satisfacer los pagos a proveedores y determinados acuerdos, y por otro lado que entrábamos ya en campaña electoral, en la que tienes que tener cuidado con lo que publicitas y no publicitas, que es algo complicado de casar con la aprobación de unos presupuestos", relata el alcalde de Alcalá.