Ahora Madrid pierde la votación contra la construcción de viviendas en las cocheras de Metro

La comisión de urbanismo del Ayuntamiento de Madrid ha rechazado la propuesta del equipo de Gobierno para desestimar la construcción de viviendas en las antiguas cocheras de Metro de Cuatro Caminos debido al voto en contra del PP y C's y la abstención del PSOE, que quería un mes más para llegar a un acuerdo con los cooperativistas.

La propuesta de la Junta de Gobierno para desestimar el proyecto de la cooperativa Metropolitan ha recibido, en consecuencia, el dictamen negativo de la comisión, y Ahora Madrid deberá decidir si lleva al Pleno de la próxima semana su iniciativa de rechazar el proyecto o la retira del orden del día. Representantes de la cooperativa Metropolitan han asistido hoy a la votación.

El equipo de Gobierno anunció en mayo que frenaría el proyecto para construir esas viviendas al considerar que incumplía el plan general de ordenación, y sugirió a las 443 familias cooperativistas la necesidad de acordar un proyecto alternativo en el que Metro de Madrid modificase el soterramiento de las cocheras.

El consejo de administración de Metro de Madrid adjudicó en 2014 al grupo Ibosa el gran solar que el suburbano tiene en la zona de Cuatro Caminos por 88,32 millones de euros donde se pretendía levantar tres edificios residenciales, uno de oficinas y otro para la administración.

En las últimas semanas, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha acusado en varias ocasiones al Ayuntamiento de hacer "urbanismo ideológico" y de inventar el "desahucio preventivo" al impedir construir sus viviendas a las 443 familias cooperativistas. En cambio, por parte del gobierno municipal se insiste en que es Metro de Madrid quien debe modificar el proyecto para cumplir con la normativa urbanística.

"Dos no negocian si uno no quiere, y Metro ha afirmado con toda claridad que no está dispuesto a alterar el plan de cocheras", ha dicho el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, en la comisión de hoy, en la que ha insistido en que él tiene la "predisposición" de seguir negociando con "todas las partes".

Además, ha justificado la premura para llevar a votación la desestimación del plan porque la ley del suelo -ha dicho- le obliga a hacerlo en un plazo de un mes. La socialista Mercedes González, que pedía aplazar la decisión, ha alertado de que la situación generada con los cooperativistas es un ejemplo de la "absoluta falta de liderazgo en temas urbanísticos" del equipo de Gobierno municipal, que ha "consentido" -ha dicho- a la Comunidad utilizar a los cooperativistas para hacer oposición.

"No sé cómo lo hace, que negocia de tal manera que parece que la culpa es suya, de Ahora Madrid y del PSOE. Esto es una operación de Metro, ¿y al final la culpa va a ser nuestra?", se ha preguntado la concejal socialista, que acto seguido ha planteado: "Aquí hay un problema que ha generado Metro y es Metro el que tiene que ceder".

Por su parte, el concejal del PP José Luis Martínez Almeida ha acusado al responsable de Urbanismo de poner una "constante sucesión de trabas" y ha augurado que si Metro accediese a cambiar el plan "habría otro obstáculo" porque el Ayuntamiento lo que no quiere es que haya allí viviendas.

Y ha alertado además de que las familias pierden 60.000 euros al mes por la paralización del proyecto como consecuencia del urbanismo "ideológico" de Ahora Madrid. El concejal de Ciudadanos Bosco Labrado ha reprochado "las zancadillas" del equipo de Gobierno al plan y ha pedido al delegado "que se implique" en la búsqueda de una solución sin "echar balones fuera" para dar una solución a las familias.

LA DESESTIMACIÓN DEL PROYECTO METROPOLITAN SEGUIRÁ ADELANTE SIN EL PSOE

La desestimación del proyecto de la cooperativa Metropolitan en los terrenos de las cocheras de Cuatro Caminos, abanderada por el área de Desarrollo Urbanismo Sostenible, seguirá adelante aunque el PSOE mantenga en Pleno la abstención votada en la comisión del área aunque esto genere "ambigüedad jurídica", según ha informado este miércoles el delegado de Urbanismo, José Manuel Calvo.

Preguntado tras la comisión si la desestimación se tramitaría incluso con la oposición mayoritaria del resto de grupos del Ayuntamiento, Calvo ha explicado que la competencia para evaluarla la tiene el área de Desarrollo Urbano Sostenible.

"Nosotros hemos firmado el informe que forma parte de este expediente y que se somete a valoración. Otra cosa es que quede en situación de ambig~edad jurídica por el hecho de que haya una desestimación firmada por el órgano competente y no ratificada", ha aclarado.

La fijación definitiva del voto tendrá lugar en el Pleno de la semana que viene, al que llegará con dictamen negativo después de la abstención del PSOE en comisión, el apoyo de la desestimación de Ahora Madrid y el voto en contra de PP y Ciudadanos.

José Manuel Calvo ha explicado también que esta cuestión no puede retirarse del orden del día del Pleno porque es la Ley del Suelo la que obliga a esos plazos de tramitación: un mes para estimar o desestimar la iniciativa (en este caso la desestimación) y un mes para elevarlo a Pleno. Se desestimó en mayo y, por lo tanto, tienen que elevarlo al pleno de junio. También puede ocurrir la semana que viene que un grupo solicite que quede sobre la mesa.

La solución en todo caso, en palabras de Calvo, pasa por "la redacción de un nuevo Plan Parcial que cumpla las determinaciones de la ficha del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), la legalidad".

"Le hemos dicho a los cooperativistas, a Metro, que estamos a su disposición para trabajar en el desarrollo de un nuevo proyecto pero tal y como está no cumple la determinación obligatoria del PGOU. Nuestra obligación es desestimarla asistidos por informes técnicos y jurídicos", ha apuntado.