Aguirre se sintió tratada como una "terrorista" en su incidente de tráfico

Aguirre se sintió tratada como una "terrorista" en su incidente de tráfico

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho hoy que se sintió tratada como una "terrorista" tras su incidente de tráfico en la Gran Vía de Madrid, cuando, ha dicho, estuvo rodeada de policías y agentes de movilidad que interrumpían "todo el tráfico".

"No se puede usted imaginar lo que es ser tratado como un terrorista, rodeado por policías, por agentes de movilidad con sus chalecos interrumpiendo todo el tráfico en la Gran Vía. Si dicen que fueron cinco minutos, serían, no lo dudo, pero a mí me parecieron horas", ha dicho la expresidenta madrileña a los periodistas.

Aguirre, quien ha participado hoy en un encuentro con alcaldesas, diputadas, senadoras, portavoces y militantes del PP de Madrid en el parque del Retiro, ha hecho estas declaraciones tras ser preguntada por las imágenes difundidas de su incidente del pasado 3 de abril.

En ellas, a su juicio, se ve "claramente" que lo que narró tras su altercado "es todo verdad, salvo el tiempo" que esperó junto a los agentes. "Parece que según las cámaras fueron poco menos de seis minutos pero a mí se me hizo una eternidad", ha apuntado Aguirre, a quien le pareció que pasaron "cinco horas".

DICE QUE EL AGENTE MINTIÓ

La expresidenta madrileña ha dicho además que es "imposible" que le hiciese nada al "policía que se queja" ya que éste estaba a la izquierda y ella le dio "con el borde final del coche" a la moto, que estaba a la derecha. "Mintió, mintió y mintió, como mintieron con la ITV. ¡Si me acabo de comprar ese coche!", ha aseverado.

El informe del forense certifica al juez que tramita el asunto que "no constan signos objetivos de lesión" en uno de los agentes de movilidad que denunciaron a la política Esperanza Aguirre por el incidente de tráfico, aunque tampoco niega que existiera.

Tras conocerse ese documento, Aguirre ha acusado además a los agentes municipales de no haber dicho la verdad: "Primero que tenían lesiones y el forense ha dicho que no tenía absolutamente nada, luego que si ataques de ansiedad, luego se ha vuelto a dar de baja... Pero en fin, el señor juez decidirá".

El suceso ocurrió cuando Esperanza Aguirre estacionó su vehículo en el carril bus y dos agentes de movilidad acudieron al lugar para imponerle una multa, ante lo que la expresidenta abandonó el lugar.